Rector de UCR: “Estamos comparando naranjas y mandarinas”
Enviar

En relación al debate sobre salarios en la UCR

Rector de UCR: “Estamos comparando naranjas y mandarinas”

Se pueden tomar medidas sencillas sin afectar los derechos laborales, afirmó

El enfoque en la discusión sobre salarios públicos va por un camino erróneo, a criterio de Henning Jensen, rector de la UCR.
Es por eso que la institución ha trabajado los últimos dos años en el recorte de gastos en salarios, por medio de la reducción de horas extras, sin tocar derechos obtenidos, explica Jensen.
La divulgación de salarios en las entidades públicas, por parte del diputado Otto Guevara, tomó el centro del debate nacional. En una breve entrevista con este medio, Jensen advierte de las consecuencias que podría traer un debate mal dirigido.

¿Cuál es su opinión con referencia al debate que se está dando en el país sobre los salarios públicos?
No se está manejando todavía de una manera suficientemente sistemática ni serena, aunque por supuesto es un tema que requiere de análisis.
El enfoque que se está haciendo es erróneo, lo que se está haciendo es una comparación de sector público contra sector privado y se está tomando como parámetro que uno es excesivo, con respecto al otro, en apariencia.

¿Se exagera en el sector público o se llega a extremos negativos en el privado?
Da la impresión de que se llega a extremos negativos en el privado. La variabilidad en el sector privado es muy grande y posiblemente existe un subregistro, y por otro lado valores extremos.
La media y el promedio son afectados por los valores extremos. Si tenemos un peón agrícola que gana ¢1.000 por hora y tenemos un CEO de alto nivel que gana ¢15 millones, ahí los extremos tienen una afectación sobre los valores centrales.
Son universos diferentes, que tienen lógicas diferentes. Estamos haciendo una comparación entre naranjas y mandarinas.

 ¿Cómo explica que se le suba el salario a alguien cada año por hacer el mismo trabajo?
Bueno, en el sector privado no hay anualidades, y esto en el sector público está permitido por la ley. Es una forma de reconocer el trabajo de funcionarios a una institución. Los salarios de la UCR son de funcionarios que tienen más de 30 años para trabajar en la institución.

Algunos pluses salariales se consideran desde una perspectiva como triunfos de la clase obrera y desde otra perspectiva como privilegios, ¿en dónde podemos trazar el límite?
Yo en primer lugar quisiera decirle que esta discusión es peligrosa porque provoca una mayor tensión social política, no necesitamos eso en nuestro país. Cuando se le da el nombre de “plus salarial”, ya hay una connotación negativa. El aguinaldo, por ejemplo, es una conquista histórica y no debe ser despreciada.
En el sector privado no se da por ese tipo de reconocimiento, pero también en algunos casos hay bonificaciones millonarias.

Buena parte de la opinión pública señala al sector público y sus salarios como el principal detonante del déficit fiscal, ¿lleva razón este argumento?
No. Lo que dice el Ministerio de Hacienda es que hay un alto déficit, también dice que el sector privado es el que menos cumple con el salario mínimo y las obligaciones laborales. La evasión fiscal en Costa Rica es tan alta como el déficit.

Aparte de esa situación, ¿cree que debe cambiar el régimen salarial de la UCR?
La UCR así lo ha hecho y lo ha estado haciendo en los últimos 2 años. Estamos revisando nuestro sistema de salarios. Hemos tenido acciones que han reducido el monto de horas extras, se han reducido los tiempos de contratación adicionales y las remuneraciones extraordinarias. Hemos reducido horas extra de choferes. Se pueden tomar medidas sencillas sin afectar los derechos laborales.


Luis Fernando Cascante
[email protected]

 



Ver comentarios