Enviar
Aprovechar carreteras y fronteras, desean lugareños
Reclama San Carlos parque empresarial

Construcción de vía entre Zona Norte y el Caribe aumentaría viabilidad del proyecto

Crear un parque empresarial en San Carlos es la “cereza en el pastel” con que los lugareños pretenden cerrar un polo de desarrollo en la zona.
La meta es establecer un sitio en el cual varias empresas se unan bajo un régimen de zona franca, aprovechando las facilidades en comunicaciones e infraestructura en las cuales ya han avanzado.
Esto por cuanto en dos semanas arrancará la esperada construcción de la carretera entre la Zona Norte y el Caribe, en la región conocida como Bajo Chilamate.
La ruta es de las más esperadas por transportistas de la región, quienes se ahorrarían tener que entrar a San José.
Esta facilidad se uniría a la pronta construcción del puesto fronterizo Las Tablillas en Los Chiles, que permitiría una comunicación más fluida del transporte hacia Nicaragua.
“Con solo estas dos cosas se ahorran 140 kilómetros en dar la vuelta por San José o por La Cruz (…), y romper el tapón en Bajo Chilamate nos permite pensar en el ferrocarril y ahora sí en un parque empresarial para terminar de articular todo”, dijo Alfredo Aguilar, director ejecutivo de Zona Económica Especial, grupo que durante la última década se ha encargado de promover el desarrollo en la región.
Una de las opciones que exploran es poder conjuntar empresas relacionadas con el agro.
En ese sentido se habla de una alta posibilidad en el desarrollo de biocombustibles, así como los cultivos de piña, yuca, la biotecnología.
“Tenemos la región agropecuaria, tenemos tratados de libre comercio, eso nos abre las puertas para al menos siete productos de la zona con alto potencial”, agregó Aguilar, durante el reciente foro de zonas francas efectuado en el país.
Sin embargo, para optar por la atracción de empresas a la zona es necesario pensar en varios aspectos que aún representan un límite para la región y para el sector empresarial.
El primero tiene que ver con la formación. “No estamos formando ni la cantidad, ni el tipo ni la calidad de recurso humano necesario. El problema es que sí estamos gastando lo que gastan otros países en educación, pero tenemos una visión peyorativa de la educación técnica”, comentó Alberto Trejos, catedrático del INCAE.
Otro de los retos es en competitividad, donde es necesaria la reducción de trámites para aligerar la instalación de nuevas empresas.

Luis Valverde
[email protected]


Ver comentarios