Recesión podría quebrar a GM, Ford, Chrysler
Enviar
Recesión podría quebrar a GM, Ford, Chrysler


Nueva York- General Motors Corp., Ford Motor Co. y Chrysler LLC podrían ir a la quiebra por la desaceleración de la economía y la reducción de las ventas de automóviles en Estados Unidos, sostuvo Robert Schulz, analista de Standard & Poor’s.
“Los factores macroeconómicos podrían abrumarlos en cierto punto”, aun con las tres mayores empresas automovilísticas estadounidenses comprometidas con los cambios de rumbo, dijo Schulz.

S&P dijo que podría reducir la calificación de la deuda de GM y Ford al nivel basura porque los pronósticos de la demanda de automóviles para 2009 están cayendo a su menor nivel desde 1992.
GM, Ford y Chrysler están bajo presión conforme el empeoramiento de la crisis internacional del crédito está dificultando a los compradores conseguir préstamos y a los operadores financiar sus operaciones.
Las ventas del sector en Estados Unidos se desplomaron 27% en septiembre, el mayor porcentaje en 17 años.
GM cayó 17 centavos o 3,6% a $4,59 a las 9:52 de la mañana en las operaciones compuestas de la Bolsa de Nueva York (NYSE), mientras que Ford sumó 7 centavos, a $2,15. GM bajó ayer a un mínimo de 58 años y Ford cerró a su menor precio desde 1982. Chrysler es una empresa de capital cerrado.
Con las tres compañías trabajando para reunir efectivo, cualquier presentación de quiebra será un último recurso, no una decisión “estratégica”, manifestó Schulz, quien tiene su base en Nueva York.
“No vemos eso como algo que ellos elegirían”, comentó Schulz. Agregó que el “detonante” para una reestructuración obligada bajo un esquema de protección de quiebra se basaría en la capacidad de las empresas automotrices para preservar la liquidez conforme declinan las ventas.
La liquidez operativa necesaria en GM, Ford y Chrysler es “sustancial, así que si pareciera como que ellos estarían presionando hacia ese número debido a las pérdidas operativas y uso de efectivo, ese es el tipo de punto en el que tendrán que considerar” la bancarrota, agregó Schulz.
S&P anunció que su calificación de deuda para GM y Ford ya estaba seis niveles por debajo del grado de inversión, en B-, y podría ser reducida nuevamente porque las automovilísticas enfrentan un “desafío serio” en 2009.
Las acciones de GM caerán más, aseguró Brian Johnson, analista de Barclays Capital en una reunión de hoy, lo que redujo el precio de sus acciones para la empresa a $4.
“Con las ventas de automóviles estancadas en Estados Unidos y un comienzo de contracción en el resto del mundo, creemos que están aumentando las necesidades de liquidez de GM”, escribió Johnson, quien tiene su base en Chicago.
GM y Ford pedieron $24.100 millones en conjunto en el último trimestre. La última ganancia anual de GM había sido en 2004 mientras que Ford no tuvo un año pleno de ganancias desde 2005.
“La quiebra no es una opción que GM esté considerando”, señaló la portavoz Renee Rashid-Merem. “No serviría a los intereses de nuestros empleados, accionistas, proveedores o clientes”.
La empresa todavía espera sumar $15.000 millones en liquidez para fin del próximo año, incluyendo acelerar planes para reducir costos por $10.000 millones.
Ford estaba revisando su liquidez y dará una actualización cuando se den a conocer los resultados del tercer trimestre. La segunda empresa automotriz de Estados Unidos tomó deuda por $23.400 millones en 2006 para poder absorber el costo del cierre de fábricas y reducción de puestos de trabajo mientras desarrolla los nuevos modelos.

Ver comentarios