Logo La República

Viernes, 18 de octubre de 2019



ACCIÓN


Realice ruta de senderismo y conozca la playa más paradisiaca de Costa Rica

Walter Herrera [email protected] | Martes 05 febrero, 2019

Deberá caminar alrededor de 6 kilómetros desde el inicio del Refugio para llegar a Playa Quesera con aguas cristalinas. GOPlaya/La República
Deberá caminar alrededor de 6 kilómetros desde el inicio del Refugio para llegar a Playa Quesera con aguas cristalinas. GOPlaya/La República


Los 17 caminos que atraviesan el Refugio Nacional de Vida Silvestre Curú, en el Golfo de Nicoya, tienen un ingrediente especial que atraerá a los senderistas; se trata de Playa Quesera, elegida la “Mejor Playa” de Costa Rica según el ranking realizado por GOPlaya, primer buscador de estos sitios en el país.

Para llegar a Playa Quesera, deberá caminar alrededor de 6 kilómetros hasta encontrarse con esta playa de arena blanca, perfecta para hacer snorkeling.

La zona cuenta con gran variedad de flora y fauna, donde especialistas han identificado 78 especies de mamíferos, 87 especies de reptiles, 232 diferentes tipos de aves y más de 500 especies de plantas.

En este santuario natural encontrará 3.705 hectáreas de bosques tropicales, manglares y verdes campos a lo largo de la costa.

Los senderos tienen una dificultad baja, por lo que cualquier persona físicamente activa debería completar la totalidad del recorrido.

El ingreso al Refugio tiene un costo de $13 para extranjeros y ¢2.500 para nacionales.

Este lugar cuenta con duchas, baños, restaurante y alquiler de cabinas, así como tours a caballo, kayak y demás.

El ingreso de particulares es de 7 a.m. a 4 p.m. aunque aquellos que estén hospedados en las cabinas del Refugio podrán mantenerse e incluso disfrutar de tours y caminatas nocturnas.

¿Cómo llegar?

Conduzca a Puntarenas (dos a tres horas dependiendo del tráfico), tome el ferry a Paquera (una hora y media) www.navieratambor.com y conduzca hasta la entrada de Curú (30 minutos). La entrada estará en el lado izquierdo.

Historia

En 1981, Curú obtuvo su estado de conservación de vida silvestre del Gobierno costarricense y se convirtió en una región protegida.

El nombre fue adoptado poco después en 1983.

Hoy en día, la reserva todavía se maneja de forma privada y se mantiene de manera independiente.

Curú se convirtió en el primer Refugio Nacional de Vida Silvestre de Costa Rica.

La familia Schutt Valle, que administra el refugio y la granja de vida silvestre Curú, ha convertido el área en un lugar de ecoturismo y un centro de investigación para estudiantes y científicos de Costa Rica y de todo el mundo.

Contacto

  • 2641-0100
  • 2641-0590








© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.