Quiksilver busca compradores para mantenerse a flote
Enviar

Quiksilver busca compradores para mantenerse a flote


Quiksilver, la cadena de indumentaria para surf que este año ha perdido más de las tres cuartas partes de su valor, busca un comprador que pueda contribuir a mantener la compañía a flote, según personas familiarizadas con el tema.
Quiksilver mantiene conversaciones con posibles oferentes estratégicos, dijeron las personas, que pidieron que no se revelara su identidad porque el proceso no es público. El objetivo es una adquisición encabezada por la administración, preferentemente fuera del marco de una quiebra, lo que le permitiría a la compañía conservar sus tiendas, dijeron dos de las personas.
La cadena, que tiene sede en Huntington Beach, California, reemplazó en marzo a sus principales ejecutivos luego de que la empresa tuviera que reevaluar ganancias y pronosticara ventas decepcionantes. En junio, Quiksilver desechó su pronóstico anual de ganancias y dijo que una recuperación llevaría más de lo esperado.
Las acciones de Quiksilver treparon 32% el miércoles luego de que Bloomberg News informara sobre las conversaciones, antes de retroceder luego en la sesión.
Debido a su grado de problemas, una venta al margen de una quiebra podría resultar difícil. Acogerse a la protección contra quiebras significaría que la firma minorista podría abandonar alquileres caros y a un comprador le facilitaría la reducción de costos.
Peter J. Solomon asesora a la compañía en relación con una posible venta, según las personas. Bloomberg News informó en julio que Quiksilver había contratado a la firma para buscar financiamiento adicional. FTI Consulting Inc. también ayuda a la cadena minorista en sus operaciones, dijeron las personas.
Si no puede hallarse un comprador estratégico, una compañía como Authentic Brands Group, propietaria de Spyder Active Sports y Tretorn, podría estar interesada en el nombre Quiksilver, según una de las personas.
Los representantes de Quiksilver, Peter J. Soloman y FTI se negaron a hacer declaraciones. Authentic Brands, que tiene sede en Nueva York, no contestó una solicitud de declaraciones.
Los problemas de Quiksilver se han acumulado en los últimos meses. En julio recibió una advertencia de la Bolsa de Nueva York (NYSE, por sus siglas en inglés) en relación a que el bajo precio de sus acciones pone a la firma en peligro de quedar excluida de la cotización bursátil.
Quiksilver, que se fundó en 1969, vende equipamiento como trajes de surf y cascos, así como indumentaria para “amantes de la montaña y el mar”, según su sitio web. La compañía tiene alrededor de 700 locales y más de la mitad de sus ventas procede de fuera de los Estados Unidos.
La cadena experimentó una declinación de las ventas de 13% el año pasado y sus pérdidas netas ascendieron a $309,4 millones
.
Bloomberg

Ver comentarios