¿Qué piensa el PIN de migración, impuestos y matrimonio gay?
“En el PIN, hemos definido varios principios fundamentales que incluyen el gobernar pensando en el bienestar de los ciudadanos, fomentar la solidaridad que nos enseñaron nuestros abuelos y ayudar a la clase media”, dijo Wálter Muñoz, presidente de ese partido. Gerson Vargas/La República
Enviar

El Partido Integración Nacional (PIN), al que se unió el abogado Juan Diego Castro la semana pasada como su candidato presidencial, es una agrupación de centro, conservadora, enemiga de la migración y de los impuestos.

Asimismo, se trata de un grupo que defiende a la familia tradicional y se opone al matrimonio gay y a la unión civil de las personas del mismo sexo, mientras que considera que el debate sobre los salarios públicos, debe verse desde una perspectiva de eficiencia de los burócratas. 

Aunque para muchos las siglas del PIN no tienen mayor significado, lo cierto es que esa agrupación minoritaria tiene 20 años en la política, en los cuales el doctor Wálter Muñoz fue electo diputado para el periodo 1998-2002, además de ser candidato a la presidencia en cinco ocasiones consecutivas.

Ahora, con el impulso que le daría Castro, las ideas del PIN podrían estar en primera plana, sobre todo si se considera que el flamante candidato presidencial es hoy una de las figuras políticas con mayor popularidad, de acuerdo con la encuesta más reciente de CID Gallup a inicios mayo, que lo sitúa con un 24% en cuanto a la intención de voto, solo por debajo de Antonio Álvarez de Liberación Nacional.


Respecto a otras propuestas, el PIN no cree en un abordaje de la seguridad en donde se dé una liberación de reos masiva —como ha hecho el gobierno actual al cambiar a unas 6 mil personas de régimen institucional como señala el Ministerio de Justicia—, sino más bien en privilegiar un acción represiva, aunado a la lucha contra la desigualdad social, además de la construcción de nuevas cárceles.

Asimismo, propone el fomento de la inversión fuera de la Gran Área Metropolitana.

“El PIN nace de un grupo de pensamiento como el Centro de Estudios Costa Rica Siglo XXI, el cual ha reunido a profesionales reconocidos, jóvenes e intelectuales. A partir de ahí, hemos definido varios principios fundamentales que incluyen el gobernar pensando en el bienestar de los ciudadanos, fomentar la solidaridad que nos enseñaron nuestros abuelos y ayudar a la clase media”, dijo Muñoz.

Cuando fue parte de la Asamblea Legislativa, Muñoz presentó un proyecto para regular el precio de los medicamentos, así como el costo de la canasta básica, mientras que advirtió en un informe legislativo sobre la situación del régimen de pensiones y de la Caja.

Asimismo, defendió un proyecto de ley para incentivar a las empresas a que contrataran personas mayores de 35 y 40 años y que no fueran discriminadas por su edad.

En toda su historia, el PIN también ha logrado nombrar regidores, síndicos o concejales en San José, San Rafael, Valverde Vega y Aserrí, entre otros.

En 2010, Muñoz declinó su cuarta aspiración presidencial y apoyo a Ottón Solís del Partido Acción Ciudadana (PAC), con el objetivo de luchar contra el neoliberalismo.
 

 

 
Ver comentarios