Logo La República

Martes, 15 de octubre de 2019



NACIONALES


Instituto prevé pérdidas netas por ¢314 mil millones este año

¿Qué hará el ICE para sanear sus finanzas?

Cierre de proyectos y modernización de sus servicios de telecomunicaciones son claves

Jeffry Garza [email protected] | Martes 06 noviembre, 2018

Irene cañas posa en su oficina en las oficinas centrales del ICE
“La situación actual nos obliga a tomar medidas muy rápidas para comenzar a sanear nuestras finanzas”, dijo Irene Cañas, presidenta ejecutiva del ICE. Archivo/La República


Cerrar proyectos de generación, modernizar sus servicios de telecomunicaciones, reducir planilla y recuperar clientes en telefonía celular, son las medidas que vislumbra el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) para corregir sus finanzas, pues este año prevé pérdidas por ¢314 mil millones.

En tanto, para 2017 el ICE reportó excedentes de operación de sus negocios por más de ¢147 mil millones.

Para ser más eficiente y reducir pérdidas, el ICE ordenó la suspensión indefinida del proyecto hidroeléctrico Diquís y la postergación de 2024 a 2026 del proyecto geotérmico Borinquen I.

El proyecto Diquís en Buenos Aires de Puntarenas no va, a pesar de que ya se han invertido ¢89 mil millones en su desarrollo.

La cancelación se da debido a que la demanda de energía en el país ya está satisfecha para varios años con las plantas energéticas existentes, según Irene Cañas, presidenta ejecutiva del ICE.

En telecomunicaciones, el ICE espera transformar los servicios tradicionales de telefonía residencial en voz IP y recuperar suscriptores para kölbi a través de un mejor servicio al cliente y fortalecimiento de la red 4G.

La institución también someterá a análisis exhaustivo el estado de Cable Visión, que tendría una restructuración.

También tramita la jubilación de 280 de sus empleados, en acogida de la resolución de la Sala Constitucional sobre el tope de cesantía, que ha impactado positivamente sobre la erogación de prestaciones.

Entre 2014 y 2018 la planilla del ICE se ha reducido en 1.713 colaboradores.

Las pérdidas registradas se deben principalmente al cambio en los patrones de consumo de telecomunicaciones y electricidad; proyectos de generación de alto costo como Reventazón y Diquís; y que gran parte de la deuda del ICE está en dólares, situación que se agrava con el alto tipo de cambio.

Lea más: Industriales felicitan al ICE por suspensión de proyecto Diquís

Por otra parte, aunque ICE conserva un 62% del mercado móvil, ha perdido casi un 10% de participación desde 2013.

Solo entre enero y junio de este año, kölbi, su marca comercial de telecomunicaciones, ha perdido cerca de 47 mil abonados a causa de la portabilidad numérica.

Asimismo, la demanda eléctrica en 2017 fue la más baja en los últimos cuatro años, con el agravante de que desde 2006 la tasa de variación interanual se comporta a la baja.

La transformación de la matriz empresarial de Costa Rica hacia una más enfocada en servicios y no en manufactura, es la principal explicación de este fenómeno, según Cañas.

Influye también que los ciudadanos invierten más en proyectos de autogeneración, como los paneles solares.

Otro agravante es la compra de energía por parte del ICE a generadores privados, que creció un 150% entre 2013 y 2018 y representó un 34% de los costos de operación del instituto en 2017.




NOTAS RELACIONADAS


ICE debería competir en licitaciones de obras

Miércoles 02 noviembre, 2016

Proyecto de ley daría a empresa estatal el derecho exclusivo de construcción






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.