Logo La República

Miércoles, 19 de enero de 2022



COLUMNISTAS


¿Qué hacer con JAPDEVA?

Carlos Denton cdenton@cidgallup.com | Miércoles 01 diciembre, 2021


Cuando se establece JAPDEVA en 1963 su objetivo principal se encapsula en el artículo dos de la ley; “Promoverá el desarrollo socioeconómico integral, rápido y eficiente de la vertiente atlántica de Costa Rica.” El presidente Orlich, después de visitar a Limón en varias ocasiones y descubriendo su atraso en comparación con el resto del país, buscaba como levantar esa provincia. Se le dotó a JAPDEVA los muelles y las operaciones ferroviarias usando sus utilidades como la manera de financiar el desarrollo de la zona.

Al principio tuvo algún éxito con proyectos de desarrollo, pero según avanzaron los años los fines sociales y desarrollo se fueron enterrando frente a los altos costos de la operación muellero. Se llenó la institución con “botellas” y la eficiencia mermaba vertiginosamente. Finalmente, el gobierno logró concesionar una nueva operación de muelles (APM Terminales) y esta está produciendo utilidades para JAPDEVA.

Ya hay recursos para abrir zonas francas, hoteles para el turismo, una marina y para reconstruir a la ciudad de Limón creando una ciudad típica del Caribe del Siglo XIX. Pero nada se ha hecho por dos razones. Primero JAPDEVA sigue empleando “botellas” porque no ha logrado obtener dinero para pagar sus prestaciones; lo que viene de APM Terminales no se puede usar para ese propósito. Y la segunda razón es más triste—“no hay ideas y personas para ejecutar proyectos de desarrollo.”

Eliminando el personal que no se ocupa, pudiera JAPDEVA nombrar arquitectos, planificadores, creativos y comenzar a dedicarse a los propósitos por la que fuese creado.

Es difícil, pero se puede imaginar en un futuro jets internacionales aterrizando llenos de turistas en un aeropuerto de Limón, igual como ahora lo hacen en Liberia. Pasarían a lindos hoteles cerca de Cahuita, o en Cocles. Disfrutarían de comida caribeña-costarricense, de la música especial y con tantos bilingües en la provincia se sentirán especialmente cómodos. Más arriba de Limón pudiera haber zona industrial-comercial y afuera de las costas agricultura mejor desarrollada. Todo es posible – falta nada más que JAPDEVA comience a cumplir con el artículo dos de la ley que la creó.

Y ¿Qué pasará con los trabajadores redundantes cuando al fin reciben sus prestaciones? Una proporción de ellos está cerca a la edad de la jubilación y si viven prudentemente con los dineros que reciben pueden ganarse la vida. No hay duda de que algunos necesitarán un reentrenamiento para obtener destrezas que si les permite insertarse en el mercado laboral.

Los dos gobiernos del PAC no pudieron resolver problemas del país como un entero, y menos pudieron con Limón. Incluso Luis Guillermo Solís compró grúas para los muelles de JAPDEVA usando los dineros que se ocupaban para las prestaciones de los trabajadores. Ahora las grúas, muy caras, están sin uso en los muelles y los trabajadores sin sus prestaciones. Es muy difícil venderlas, tomando en cuenta los controles que hay sobre propiedad estatal, y es probable que APM terminales no las ocupa.

Esperemos todos que el pueblo elegirá un presidente con capacidad de resolver estos tipos de problemas.

NOTAS ANTERIORES


La educación es clave

Miércoles 19 enero, 2022

Ya están apareciendo niños de último año de colegio que apenas leen y con costos pueden manejar una cuenta corriente en un banco

Temas relevantes para definir tu voto

Martes 18 enero, 2022

Los logros alcanzados en materia de política económica y social podrían revertirse, en la medida en que no se logre corregir el rumbo pernicioso hacia la desigu







© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.