Logo La República

Sábado, 21 de septiembre de 2019



ÚLTIMA HORA


¿Qué está causando los incendios en el Amazonas?

Jeffry Garza [email protected] | Jueves 22 agosto, 2019 09:38 am

Un Incendio consume árboles en las Amazonas
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República


No son uno, sino varios los incendios que consumen la selva de la Amazonia y que ha hecho que se deforeste a tiempo récord.

Los mapas de calor así lo revelan y desnudan una crisis ambiental de varias aristas que colocan a Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, como el principal villano.

“El alarmante aumento de los incendios en la Amazonia brasileña se debe, en gran parte, al avance de la deforestación y no a la temporada seca, como sostiene el gobierno de Jair Bolsonaro”, explicó al diario El Clarín Paulo Moutinho, investigador del IPAM, un organismo de investigación de la selva más extensa del planeta.

La devastación de la selva es el motor que propaga a velocidad récord estos incendios que, en su mayoría, fueron iniciados por los agricultores, que buscan limpiar el área para cultivar, según reportes de varios medios internacionales, incluido The New York Times.

Tabla

La tabla refleja que los lugares de la Amazonia con más deforestación, son también los que más se queman. IPAM/La República

El fuego, que comenzó como una práctica habitual de la agricultura, se propagó por la destrucción de la selva y ahora avanza en zonas deshabitadas, amenazando zonas pobladas en el norte del país, en un peligroso círculo vicioso.

El área de la cuenca amazónica (que abarca Brasil y otros países) deforestada equivale al tamaño de Francia, estima por su parte CNN Climate.

“El avance de los incendios se debe al tiempo seco, el viento y el calor”, justificó ayer en rueda de prensa Ricardo Salles, ministro de Medioambiente de Brasil.

Lea más: Selva de la Amazonia se está quemando a una velocidad récord

Sin embargo, históricamente, los incendios en la Amazonia han estado ligados al avance de la deforestación, combinada con períodos de temporada seca intensa.

Y en el caso de Brasil, este año no ha tenido una sequía tan severa como la de los años anteriores y hay un aumento sustancial de los incendios; es decir, si hubiera habido más sequía, habría sido mucho peor.

Los taladores de árboles usan el fuego para despejar el suelo después de la deforestación.

“No hay fuego natural en el Amazonas. Hay personas que practican la quema, que puede empeorar y encender incendios en la estación seca”, explicó Moutinho.

Lea más: ¿Por qué la ONU vislumbra un mundo catastrófico para el 2050?

La falta de prevención hace que esos incendios se propaguen a áreas que no se quería quemar y que están más secas.

Muchas veces, si no se extinguen con la lluvia, terminan encontrando barreras de vegetación más densa y húmeda y se apagan.

El Gobierno de Bolsonaro asegura estar trabajando para apagar los incendios, después de culpar a las ONG de provocarlos intencionalmente.



NOTAS RELACIONADAS







© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.