Logo La República

Martes, 13 de noviembre de 2018



NOTA DE TANO


Puede que Daniel Colindres no vea acción en todo el Mundial

Cristian Bolaños emerge como estelar en la formación nacional.

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 12 junio, 2018

Christian Bolaños tuvo nula participación ante Bélgica pero es de los defendidos de Óscar Ramírez

Puede que Daniel Colindres no vea acción en todo el Mundial

Si Óscar Ramírez sienta para el debut contra Serbia en el Mundial, a Joel Campbell, Daniel Colindres y Johan Venegas, para dar paso en la media cancha a Cristian Bolaños, dejando en punta a Marco Ureña, quedan notificadas las intenciones del técnico de la Selección Nacional, en el sentido de que su equipo va a defender, sostener y contraatacar.

Sabemos que la Tricolor es un equipo superdefensivo y que su estratega le da prioridad a esta zona de la formación.

Pero, unir a Bryan Ruiz con Cristian Bolaños, es una señal táctica directa en el sentido de que don Óscar busca más posesión del balón y da preferencia a dos futbolistas que saben cuidarlo, que saben sostenerlo, que saben tratarlo.

Bolaños y Ruiz fueron titulares en Brasil 14 y parece que lo serán también en Rusia 18.

El técnico de Costa Rica le daría preferencia a un futbolista de buen trato de pelota, como Bolaños, que a otros de juego más ofensivo, vertical y pícaro, pero, menos dotados a lo que tácticamente busca nuestro entrenador.

Si la Selección Nacional entra con Bolaños, Borges, Guzmán y Ruiz en la cintura, proyecta un equipo que tratará de sostener el balón, protegerlo, cuidarlo, con Celso y Guzmán colaborando con la línea de cinco en defensa, mientras que Bolaños y el capitán Ruiz, tratarán, con el aporte de los carrileros Gamboa y Oviedo, buscar la forma de alimentar a Marco Ureña en los habituales y esporádicos ataques que construye nuestro seleccionado.

Fiel y leal a la mayoría de “sus muchachos”, el “Macho” le otorga la estelaridad para el debut mundialista, prácticamente al 95% del equipo que deslumbró en Brasil, de manera que veremos a un equipo con un portero de clase mundial; una retaguardia protegida, escalonada y ordenada, formada por ocho barreras humanas y para la zona ofensiva, esperar a ver qué se inventan Cristian Bolaños y Bryan Ruiz, para que al “pobre” Ureña no lo cocinen en solitario los gigantes del seleccionado serbio.

Probablemente, si Costa Rica sale adelante con este sistema ultraconservador de su cuerpo técnico, puede que un delantero como Daniel Colindres, no vea acción en toda la Copa del Mundo, si recordamos que las variantes preferidas de don Óscar en zona de ataque, se inician con Campbell y terminan con Venegas.

Quienes deseábamos ver una tripleta de ataque con Ureña, Colindres y Joel, dormiremos el sueño de los justos.

[email protected]