Enviar
Ayer Costa Rica entregó argumentación en la Corte Internacional, tras invasión a isla Calero
Pruebas contra Nicaragua en La Haya

Vecino del Norte cuenta con ocho meses para presentar alegatos contra denuncias costarricenses

Costa Rica ayer argumentó en la Corte Internacional de Justicia la denuncia contra Nicaragua por la invasión a isla Calero-Portillo.
La recopilación de pruebas historias, testimoniales, mapas, fotografías, entre otras, fue entregada al alto tribunal con sede en La Haya, Holanda, bajo el título “Ciertas actividades de Nicaragua en la Zona Fronteriza”.
A partir de ahora, el país vecino tiene hasta el 6 de agosto de 2012 para presentar su contramemoria y rebatir los argumentos nacionales.
Posteriormente, los jueces deben establecer las fechas de las audiencias orales y públicas donde se debatirán las posturas de ambas partes, este paso es antesala para que la Corte emita una sentencia por el fondo, lo cual se espera que ocurra antes de que finalice la administración de Laura Chinchilla.
“La memoria costarricense es muy sólida, tiene un gran detalle técnico y contiene evidencia irrefutable sobre los derechos territoriales de Costa Rica. Creo que la Corte quedará convencida de la solidez de la posición nacional de cara a estas inexplicables acciones nicaragüenses”, dijo el canciller Enrique Castillo, quien acompaña a la mandataria en su visita a Japón.
En la documentación aportada ayer se presentan los argumentos jurídicos que justifican las denuncias que ha hecho el país en contra de Nicaragua, tanto de las violaciones a la soberanía e integridad territorial costarricense, como los daños ambientales ocasionados en la esquina norte de Calero.
Edgar Ugalde, embajador y quien lidera la estrategia nacional en este litigio; Jorge Urbina, embajador ante el Reino de los Países Bajos, y Sergio Ugalde, abogado de la Cancillería, fueron los encargados de entregar la memoria costarricense a Philippe Couvreur, secretario de la Corte, en el Palacio de la Paz, acto que les tomó unos 20 minutos.
Los alegatos nacionales no pueden ser del dominio público hasta que no inicie la fase de las audiencias orales, una vez que la Corte fije los plazos correspondientes, de conformidad con las reglas procesales de la Corte.
Desde el 18 de noviembre del año pasado, el gobierno de Chinchilla presentó la demanda y no fue hasta el 8 de marzo anterior, cuando la Corte dictó las medidas cautelares, en las cuales prohibió a ambas naciones afincar personal civil, militar o de seguridad en la zona de conflicto hasta que no se presente el fallo por el fondo.
De igual manera, le dio la custodia ambiental de Calero a Costa Rica para reforestar el área junto a la Convención Internacional de Humedales (Ramsar).
Pese a los lineamientos de La Haya, en reiteradas ocasiones ambos países han denunciado que el otro no está cumpliendo las medidas cautelares.
Esta situación ha ocasionado que Costa Rica en más de 30 ocasiones haya enviado cartas de protesta al gobierno de Daniel Ortega, por la entrada y salida a la zona de exclusión de jóvenes supuestamente ambientalistas.
De igual forma, Nicaragua se ha quejado por la carretera que las autoridades nacionales construyen en la margen costarricense del río San Juan, aduciendo que se ha devastado el medio ambiente y que tales trabajos no se podían hacer sin su previa autorización.

Natasha Cambronero
[email protected]
Ver comentarios