Proyecto familiar gastronómico se convierte en franquicia
Enviar

Gabriela Gutiérrez es madre de tres niños y en el transcurso de su segundo embarazo hace diez años, desarrolló un antojo por comer sushi, por lo general en horas de la noche. Gutiérrez vive en Moravia y en ese momento no había restaurantes de comida japonesa en el sector.

Su esposo Stuart Cedeño tenía que desplazarse hasta el centro de San José o al sector de San Pedro, para cumplir con el deseo de su esposa.

Cansado de realizar largos viajes para comprar sushi, Cedeño se planteó la idea de ingresar a la industria de la gastronomía japonesa en la zona de Moravia.

El proyecto surgió en un quiosco de 50 metros cuadrados bajo el nombre de Sushi To Go, un concepto de “compre y lleve”, con un presupuesto de apertura muy limitado.

“Lo creamos en noviembre de 2008, fue cuestión de apostar el todo por el todo, en ese momento ni siquiera teníamos presupuesto, con lo único que contábamos era con una tarjeta de crédito por $1.000 y un dinero adicional. Por eso el concepto To Go era perfecto a la inversión que podíamos costear”, comentó Gutiérrez, propietaria y fundadora.

Debido al éxito que alcanzó el proyecto, generando rentabilidad a sus propietarios, dos años más tarde tomaron la decisión de reproducir el negocio en otras zonas de la Gran Área Metropolitana, incursionando además en el mercado rural.

A finales de 2016, la marca dio un giro y se convirtió en franquicia. La meta del matrimonio es convertir a Sushi To Go en la cadena gastronómica de comida japonesa más grande con precios asequibles, mediante la comercialización de producto premium.

“Ser una franquicia implica una gran responsabilidad, porque tenemos que estar vigilantes de los procesos para que todo se lleve a cabo de forma estandarizada. Somos una firma confiable y en constante crecimiento”, agregó Cedeño, socio propietario de la marca.

Sushi To Go ya cuenta con seis socios franquiciados que administran locales en San Joaquín de Flores, Sabanilla de Montes de Oca, Sabana, Moravia, Liberia, Ciudad Colón, Curridabat y Belén.

El año pasado Sushi To Go se estrenó en el extranjero al abrir un local en el centro comercial Villa Fontana, en Managua, Nicaragua, y a mediano plazo buscará posicionarse en Panamá sin cerrar puertas en Costa Rica.

En el mercado nacional la empresa tiene programado concluir este año con la apertura de ocho establecimientos.

La franquicia tiene un costo de $12 mil como pago inicial, más una inversión que ronda entre $32 mil y $47 mil, según el tipo de local.

La firma lanzará pronto una nueva línea de negocios bajo el concepto de “food truck”, los cuales también estarán disponible para franquiciar.

Sobre la empresa

Nombre Sushi To Go

Fundación 2008

Contacto 2241-0990

Correo [email protected]

Web www.sushicr.com

Facebook Sushi To Go


Ver comentarios