Enviar
Promoviendo las relaciones bilaterales
Competitividad es un tema central en las labores de AmCham

¿Cuál es el papel de AmCham en nuestro país?
El papel de AmCham es ser un promotor y defensor del comercio e inversión entre Estados Unidos y nuestro país. Además, buscamos incidir en temas relevantes para aumentar la competitividad nacional.
AmCham tiene aproximadamente 400 afiliados y 1.300 representantes corporativos. Nuestros miembros representan todas las áreas de la actividad económica. El 80% de la inversión extranjera directa de nuestro país y el 75% de las exportaciones están representadas en nuestra Cámara.

¿Cuáles serán sus principales retos como cabeza de AmCham?

Mis principales desafíos son que AmCham sea un foro donde los miembros puedan aportar soluciones a los retos que enfrentan al hacer negocios en el país, y que a través de la colaboración público-privada ejecutemos acciones que ayuden a resolver estos problemas.

¿Cuál es el siguiente paso para afianzar los lazos comerciales entre Estados Unidos y Costa Rica?

En 2011, el 70% de la inversión extranjera directa fue de Estados Unidos, muestra de que las empresas ven valor en invertir en nuestro país y crean empleos de calidad. El desafío es mantener la seguridad jurídica y la competitividad para seguir siendo un destino atractivo.
El reto con el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (Cafta) es lograr su buena implementación, y en este sentido apoyamos los esfuerzos para identificar áreas de mejora que nos permitan sacarle el mayor provecho.

¿Cuáles actividades se realizarán para fortalecer el emprendedurismo?

Fomentaremos el intercambio de mejores prácticas entre nuestras empresas multinacionales y pequeñas y medianas empresas, a través de nuestros comités de trabajo, desayunos, almuerzos ejecutivos y otras oportunidades de networking.

¿Qué acciones se pueden efectuar para fortalecer la inversión extranjera directa (IED) en nuestro país?

Tenemos que mejorar la infraestructura, velar por mantener la seguridad jurídica, reducir la tramitología y modernizar la educación. Es importante que los inversionistas encuentren condiciones adecuadas para traer nuevos procesos y continuar creciendo.
Debemos recordar que somos parte del mundo globalizado y competimos con otros países por atraer inversión extranjera directa y si no mejoramos la competitividad, corremos el riesgo de quedar rezagados.
En este sentido, hemos exteriorizado nuestra preocupación por los cambios que pretende hacer el plan fiscal a la Ley de zona franca, hace menos de dos años se aprobó su reforma para cumplir con los lineamientos de la Organización Mundial del Comercio. Un nuevo cambio envía un mensaje equivocado a la inversión extranjera, que necesita de reglas claras y estables para tomar sus decisiones de inversión.

Andrea González
[email protected]


Ver comentarios