Enviar

Prohíben pesca de arrastre en el país

201308081100511.pesca-de-arrastre.jpg
La Sala Constitucional prohibió la emisión de nuevos permisos de pesca de arrastre para la captura del camarón, por los daños que esta técnica causa al ambiente.

El Poder Judicial indicó en un boletín que la decisión se basó "en amplios estudios científicos que demostraron que esa técnica de pesca provoca serios daños al ambiente marino debido a la cantidad de fauna marina que incidentalmente es capturada pero no es utilizada".

Los magistrados recordaron que la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación ha comparado la pesca con redes de arrastre para capturar camarón, con la tala rasa de un bosque.

Esta técnica, además, "incide negativamente en un desarrollo sostenible democrático puesto que disminuye las posibilidades de pesca de los pescadores artesanales", señala la resolución.

La orden de la Sala Constitucional implica que las autoridades "no podrán otorgar ningún permiso, autorización o licencia nuevos, ni renovar los vencidos, ni tampoco reactivar los inactivos para la pesca de camarón con redes de arrastre de fondo".

La sentencia aclara que en el futuro se podría modificar legalmente la prohibición con el fin de emitir nuevos permisos "condicionados a que se haga referencia expresa a la obligación de utilizar dispositivos para la disminución de la captura incidental" que hayan demostrado "una reducción significativa de dicha captura incidental que sea compatible con un desarrollo sostenible democrático".

"En el estado actual de la tecnología, no todo dispositivo de este tipo cumple tal requerimiento ni tiene la misma efectividad", aclararon los magistrados.

Un estudio del Fisheries Centre de la Universidad de British Columbia de este año indicó que anualmente en Costa Rica se capturan unas 30 mil toneladas de peces accidentalmente, el doble de lo que el país reporta a la FAO.

La estimación es que en Costa Rica, por cada kilogramo de camarón se sacrificaron 7,5 kilos de fauna de acompañamiento.

Ver comentarios