Humberto Pacheco

Humberto Pacheco

Enviar
Martes 13 Diciembre, 2011


TROTANDO MUNDOS
Profesionales Defraudadores

Nos solidarizamos con doña Pilar Cisneros en su grueso malestar con aquellos profesionales que creen que este país les debe algo. Los que se creen privilegiados ante la ley, se brincan filas que otros automovilistas respetan e ignoran semáforos y marcas amarillas, porque a ellos no les alcanzan las leyes. Un grupo de "ticos" que por algún oscuro mandato de Fernando e Isabel, deben de estar por encima de los demás sin que lo sepamos.
Merece enfatizar que esos abogados (para vergüenza de nuestra profesión), médicos, ingenieros, economistas, arquitectos, etc. que no pagan impuestos o cubren sumas miserables, no son descarados; son delincuentes que están defraudando al fisco.
Una cosa es que nos opongamos ferozmente a las reformas fiscales poco innovadoras, que encuentran fácil salida en subir o crear más impuestos para quienes ya tributamos significativamente, que por muy adobadas que vengan en propaganda social, no alcanzan más que a dañar el funcionamiento de nuestra sociedad. Con esto liquidan un esfuerzo promocional de años que ha producido mejores empleos y mejores salarios a los costarricenses a base de irnos ganando la confianza de los inversionistas.
La otra, que condonemos a quienes, valiéndose de artilugios, oculten sus ingresos para no contribuir con la responsabilidad ciudadana que les corresponde. A estos los condenamos con la misma pasión que doña Pilar.
Merece la pena hacer una observación al encendido y bien hilvanado comentario de doña Pilar. En todo grupo humano los hay buenos y los hay malos. Es peligroso hacer generalizaciones negativas sin eximir a los buenos, los que sí cumplen con sus obligaciones para con la sociedad, pues provoca que la mayoría piense que todos los miembros de esos gremios son sinvergüenzas.
Partiendo de que como género humano somos iguales, sería inadecuado decir que todos los humanos son asesinos, ladrones, violadores. Igual sucede con los diversos gremios. Por muchos años, compartiendo la trinchera con empresarios legítimos, a través de las cámaras respectivas hemos venido clamando por que se persiga la zona gris de la economía que no tributa. Considerada por UCCAEP entre un cuarenta y un sesenta por ciento de la actividad económica del país, solo ahí se esfuma cantidad significativa de tributos. Además, debe ponerse a tributar a ciertos gremios privilegiados, como las cooperativas con fines de lucro, pues son negocios comerciales como cualquier otro.
Nos enorgullece manifestar que en nuestra Firma no estamos en el grupo que condena doña Pilar. Por el contrario, dada la naturaleza de nuestro trabajo, cuando en duda nos inclinamos a favor del fisco porque entendemos nuestras responsabilidades. Es parte de nuestra herencia histórica.
Finalmente, conviene evitar que la persecución de los delitos fiscales se vaya a tornar en una cacería de brujas contra todos los contribuyentes. Parte del éxito de recaudar bien consiste en tener funcionarios tributarios bien preparados, que actúen profesional y justamente con un criterio balanceado, para que inspiren la confianza del contribuyente.
Solo así alcanzará la madurez fiscal este país.

Lic. Humberto Pacheco A., M.C.L.
[email protected]