Producción nacional reduce su velocidad de crecimiento
Enviar

Luego de una racha de cinco meses consecutivos con cifras al alza, la economía nacional presentó una desaceleración de 0,1 puntos porcentuales, de acuerdo con la medición del Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE), del Banco Central.

Por otra parte, nueve de las 15 actividades (60%) que toma en cuenta el IMAE redujeron su incremento interanualmente, es decir, crecieron a un ritmo menor del que traían.

Manufactura, actividades agrícolas, minería, servicios eléctricos, comercio (al por mayor y por menor), servicios de saneamiento, transporte y almacenamiento, así como las actividades financieras y otras profesionales fueron las que cayeron o crecieron menos.

Poniéndolo en términos coloquiales, el comportamiento de la economía es similar al de un vehículo que transita a alta velocidad y disminuye las revoluciones al ver obstáculos en la vía: sigue avanzado pero a menor ritmo.

Sin embargo, no todo es malo, la manufactura (a pesar de la desaceleración) y los servicios de enseñanza y salud explicaron en mayor medida la subida del IMAE observada en febrero de 2018.

La industria manufacturera creció un 3%, sustentada en la producción de empresas ubicadas tanto en el régimen especial como en el definitivo. 

“En el primer caso, destacó la fabricación de productos alimenticios, así como de implementos médicos e hilados de algodón, mientras en el segundo, sobresalieron artículos farmacéuticos, café y carne”, indicó el reporte del Banco Central.

El comportamiento del sector servicios explicó el 72,5% del incremento del IMAE, especialmente en el ámbito de la enseñanza y la salud.

Estas actividades se incrementaron en un 3,2%, asociado tanto a los servicios privados, primordialmente de atención a la salud, como públicos, donde resalta el crecimiento en el empleo, aunque también influyó la compra de bienes y servicios.

El Central había señalado que un repunte en el consumo de los hogares para el último tramo de 2017 motivó el aumento del PIB, al tiempo que divisó ese comportamiento positivo en los próximos meses, influenciado sobre todo por el Mundial de Rusia, debido a la comercialización de alimentos, pantallas, camisetas, entre otros.

Con base en los datos anteriores, la tasa media para el primer bimestre del año se ubicó en el 3,1%.



Ver comentarios