Enviar

Especial Cáncer de Seno

Prevención desde su cocina

Frutas, verduras, proteínas y bebidas como el vino pueden ayudarle a prevenir el cáncer de seno

201310172357340.m3.jpg
Millones de personas alrededor del mundo libran una batalla diaria contra una enfermedad que aqueja en su mayoría a mujeres.
Costa Rica no es la excepción, ya que es una de las primeras causas de muerte en la población femenina, sin embargo existen métodos preventivos y de detección temprana que pueden evitar que este mal siga creciendo.
El autoexamen, y estudios clínicos como la mamografía y el ultrasonido son de suma importancia, sin embargo también se puede prevenir la aparición del cáncer de mama desde su cocina.
Cuidar los alimentos que ingiere y mantener una dieta balanceada puede ser clave a la hora de prevenir esta enfermedad.
“Está demostrado que existe una relación entre su desarrollo y el consumo de grasas saturadas. En caso de que exista incidencia de cáncer en familiares directos, se debe tener un cuidado extremo con la ingesta de estos alimentos”, indicó Marissa Brenes, nutricionista.
Ingerir alimentos que le provean antioxidantes es la clave ya que combaten los radicales libres que a largo plazo son los que generan tumores o células cancerígenas.
“Los antioxidantes se encuentran en las frutas y verduras, un adulto promedio debe consumir nueve porciones de estas al día, ya sean cuatro porciones frutas y cinco de verduras o viceversa”, agregó Brenes.
Se debe tener claro el concepto de porción, si se consume fruta picada debe ser entre media y una taza; si es jugo natural debe ser media taza también, en el caso de que se consuma una fruta entera, esta debe ser pequeña o mediana, o bien del tamaño del puño de la mano.
Una dieta balanceada está compuesta por un plato colorido, es decir que contenga alimentos verde oscuro que proveen al cuerpo beta caroteno, alimentos en tonalidades en rojo o anaranjado, proteínas como los frijoles, carnes blancas y también los lácteos ayudan al sistema inmunológico.
201310172357340.m33.jpg
El vino es una de las bebidas protectoras, ya que contiene flavonoides, sin embargo se debe consumir con mesura, señaló la experta en salud.
Es importante recordar el consumo de frutas cítricas como las fresas, naranja y el limón, variar estas y las verduras que se ingieren es importante también ya que todas le brindan nutrientes diferentes y necesarios para un buen funcionamiento y una buena prevención contra el cáncer de seno.
En el caso de que la paciente fuera diagnosticada con esta enfermedad, la dieta debe ser adaptada según los síntomas y consecuencias que tenga el tratamiento. Se debe tener un control médico y nutricional bastante detallado para que el tratamiento sea menos agresivo.
Durante este tiempo de tratamiento por lo general se establecen regímenes nutricionales que contengan carnes blancas, frijoles, garbanzos, lentejas y lácteos que le ayudarán a la persona a perder menos masa muscular y así sentirse menos débil y cansada.

 

Daniela Granados
[email protected]
@dgranadosLR



Ver comentarios