Presidente de Brasil es acusado de corrupción por fiscal general
Michel Temer fue acusado de presunta corrupción pasiva por el fiscal general de Brasil. Bloomberg/La República
Enviar

El presidente de Brasil, Michel Temer, fue acusado de corrupción por el fiscal general de la República, una medida sin precedentes que podría llevar a juicio al asediado presidente de la mayor economía de América Latina.

Rodrigo Janot ha acusado a Temer de presunta corrupción pasiva y afirmó que hay indicios de otros delitos que deben ser investigados, según documentos remitidos al Tribunal Supremo.

Los cargos han de ser aprobados por dos tercios de la cámara de diputados de Brasil para poder proceder. Aún no está claro cuánto tiempo durará el proceso, pero si se llega a declarar culpable al Presidente, este sería destituido de su cargo y podría ser encarcelado.

Las acusaciones del fiscal se basan en parte en una grabación secreta de una conversación entre Temer y Joesley Batista, ex máximo responsable de JBS, el gigante del envasado de carne. El documento remitido al Tribunal Supremo afirma que Temer recibió 500 mil reales ($151 mil) de Batista a través de un intermediario.

El abogado de Temer, Antonio Mariz, dijo que aún no había tenido tiempo para analizar el informe. El palacio presidencial no quiso hacer comentarios. El Presidente ha negado las acusaciones en repetidas ocasiones.

Desde que asumió el cargo en mayo del año pasado, la administración promercado de Temer ha estado aquejada de escándalos, acusaciones de ilegitimidad y bajos niveles de popularidad.

Las explosivas acusaciones del mes pasado desestabilizaron aún más a su Gobierno y provocaron, brevemente, una ola de venta de activos brasileños.

No obstante, el Presidente ha prometido permanecer en el cargo y la decisión de su principal aliado político, el PSDB, de seguir respaldando su Gobierno ha reforzado las posibilidades de que acabe su mandato.

Un fondo negociado en bolsa que sigue acciones brasileñas, The NEXT FUNDS Ibovespa Linked Exchange Traded Fund, subió un 1,8% en las operaciones de Tokio después de conocerse la noticia.



Ver comentarios