Tribunal tiene en sus manos el destino del Presidente de Brasil
El presidente Michel Temer podría perder su mandato si el tribunal así lo determina. Bloomberg/La República
Enviar

La permanencia de Michel Temer en la presidencia de Brasil enfrenta una nueva amenaza, en tanto el máximo tribunal electoral delibera sobre si él y su compañera de lista Dilma Rousseff recibieron financiamiento ilegal durante la campaña electoral.

El presidente Michel Temer podría perder su mandato si el tribunal, conocido como TSE, dictamina que su campaña de 2014 con Dilma Rousseff recibió financiamiento ilegal. El fallo largamente postergado adquirió renovada importancia tras las denuncias de corrupción contra Temer que salieron a relucir el mes pasado, motivando pedidos de renuncia o destitución incluso dentro de la coalición gobernante.

El fallo sobreviene en medio de una atmósfera cada vez más tóxica en Brasilia que amenaza con paralizar un programa crucial de reformas económicas. La decisión relativa a si la fórmula integrada por Rousseff y Temer contó con donaciones de campaña ilegales tiene varios resultados posibles, pero se supone que el Presidente apelará un fallo adverso. No obstante, algunos inversores están empezando a ver al líder favorable al mercado como una carga.

"Si Temer permanece, en la situación actual, llevaría a una caída en el precio de las acciones, volver a reunir su base de apoyo llevará tiempo, e incluso si logra hacerlo, estamos perdiendo tiempo para llevar a cabo las reformas”, dijo Bruno Rovai, economista de Barclays Capital.

A pesar del juicio político a Rousseff el año pasado, la destitución de Temer sería una medida muy significativa en la política brasileña. Desde que el país regresó a la democracia en 1985, el tribunal no ha anulado el mandato de ningún jefe de Estado.

En una señal del frenesí que se ha apoderado del establishment político de Brasil, el expresidente de la cámara baja y exministro de Turismo de Temer, Henrique Alves, fue detenido, el último de varios asesores de Temer que ha sido encarcelado en las últimas semanas. Los abogados de Alves no pudieron ser contactados.

El propio Presidente descartó en reiteradas oportunidades su renuncia y negó las acusaciones de haber actuado mal. En una entrevista con periodistas extranjeros, Temer dijo que esperaba que el fallo del TSE fuera rápido para minimizar la inestabilidad.

El tribunal electoral es una de las tres amenazas a la continuación de Temer en el cargo. Las otras son los pedidos pendientes de juicio político y una investigación autorizada por la corte suprema sobre denuncias de obstrucción de la justicia y de corrupción pasiva.

Temer y sus colaboradores políticos creen que la fiscalía general acusará al Presidente en los próximos días como una forma de ejercer presión sobre el tribunal electoral.


Ver comentarios