Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



ACCIÓN


Preocupación extrema

Cristian Williams [email protected] | Viernes 10 agosto, 2012



Preocupación extrema
Directivos de la Asociación Club Sport Herediano encienden las luces de alarma

Herediano está que arde, los jugadores no tienen sus salarios ni premios al día, las huelgas son las constantes y su presencia en los partidos son todo un enigma.
El miércoles, de cara al partido ante Saprissa, llegaron tarde al compromiso como protesta por los atrasos salariales y anunciaron que si no se ponen al día, no acudirían al partido del domingo en su estadio ante Carmelita.
RBC es la empresa que tiene en administración el club, tras cesión por 30 años que determinaron los accionistas hace cuatro años, en momentos en que la crisis económica era insostenible.
Paralelo a la administración del club, que encabeza Roxie Blen junto a su hijo Mario Sotela, se mantiene la junta directiva de la Asociación Club Sport Herediano, que es la encargada de fiscalizar que todos los acuerdos se cumplan.
La junta es encabezada por Jorge Castro en calidad de presidente, quien anunció que están sumamente preocupados por el rumbo que lleva el club, pero dejó claro que no es algo nuevo, sino que se viene en análisis desde hace más de un año.
Castro aseguró que lo que se ha vivido esta semana en el club no es nada nuevo para ellos, por lo que les han insistido a los administradores que por favor ordenen las cosas para no tener que lamentar algo peor.
“Les señalamos que se necesita que pongan en orden lo administrativo y lo financiero, ya que esas cosas repercuten en lo deportivo, como se vio el miércoles y en la final anterior. Hemos conversado durante 17 meses y es muy poco lo que se avanza”, apuntó el jerarca.
Lo único que según Castro se ha logrado es que los administradores, que deben pagar $3.300 mensuales de alquiler del equipo, se pusieran al día, ya que debían más de diez meses, lo cual hicieron con unas letras de cambio.
“Desde diciembre solicitamos hechos concretos y ocho meses después no ha pasado nada. Hay que recordar que el espíritu del contrato fue buscar la solución a los problemas financieros y ahora seguimos igual”, dijo el presidente, quien entiende el comportamiento de los futbolistas, con los que se ha mantenido en comunicación.
Ellos como junta directiva apuntan que la herramienta del diálogo la han utilizado al máximo, pero que ante la inacción de RBC ha recurrido a un arbitraje ante la Cámara de Comercio, en busca de reasumir el control del club o que Blen y Sotela cumplan todo lo estipulado.
“Con este arbitraje, si nos dan la razón se disuelve el contrato y el equipo vuelve a la asociación y si no siguen igual. El mismo se presentó la semana pasada y se tienen 155 días para resolver”, explicó Jorge Castro, quien tiene claro que si les devuelven el equipo deberán unirse todas las partes para poder salir avante.
Manrique Quesada, directivo de la asociación, al igual que Castro, apuntó que hay mucha preocupación por el momento administrativo del club, que sin duda repercute en lo deportivo.
“Obviamente que vemos todo esto mal, en el fútbol actual hay que tener responsabilidad, algo que no ha sucedido en los últimos tiempos, casi desde que llegó la administración”, dijo Quesada.

Cristian Williams
[email protected]