Enviar
Portugal por la hazaña
Los lusos apuestan a moverle el piso al campeón mundial

El haber escapado con vida del grupo de la muerte de esta Eurocopa (Alemania, Holanda y Dinamarca) y estar practicando un fútbol no solo agradable sino eficiente, hacen que Portugal esté muy lejos de ser considerado “pato de la fiesta” ante España, y que se prevea que vaya a ser un difícil escollo para la selección de Vicente del Bosque.
Los portugueses no son un equipo que ha pasado inadvertido en las Eurocopas, lo que se comprueba porque llega a su tercera semifinal en este torneo. Su regularidad y la firmeza de su técnico, Paulo Bento, en su sistema 4-3-3 son dos de sus principales armas, con un Ronaldo que se esconde en la banda izquierda, como simple pantalla, porque el lusitano lo único que hace ahí es encender los motores para aparecer en un dos por tres en las zonas de peligro para el rival.
Quizá el punto débil de este equipo es no saber aprovechar siempre las acciones ofensivas que generan, lo cual, generalmente, termina siendo el talón de Aquiles de quienes sueñan en grande pero siempre se retiran temprano o antes de alcanzar su objetivo, en las grandes competencias.
Otro problema de los portugueses son sus flojos inicios, lo cual ante un rival como España les podría acarrear la posibilidad de un gol tempranero que les tire el guion a la basura y los obligue a que el empeño sustituya a la estrategia.
El contragolpe con velocidad será el arma más fuerte que mostrarán los portugueses.
“Hay que preparar el partido de la misma forma que preparamos los otros. No hay que hacer nada diferente al resto. Es un choque difícil donde Portugal tiene que hacerlo muy bien para ganar a España. Estamos preparados e intentaremos hacerlo lo mejor posible”, comentó Ronaldo.
Al delantero tampoco le preocupa cómo le va a marcar España, sabe que en la banda encontrará a Arbeloa y por el centro a Piqué, y que los españoles hablan de “ayudas defensivas” que es un dobleteo y la seguridad de que cuando el lusitano se quite a un rival, vendrá uno o dos de inmediato por él; pero Cristiano esperará la oportunidad en su derecha, y si le queda o cuantas le queden, correrá peligro España.
También saben los portugueses que una excesiva atención que logre Cristiano por su flanco abrirá espacios para un Portugal al que le sobra talento, este equipo tiene a Mourinho o Meireles que sostienen el balón, buscan espacios, y un Nani, capaz de hacer mucho daño al otro lado de donde se ubica Ronaldo.

Luis Rojas
[email protected]


Ver comentarios