Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



GLOBAL


Por primera vez una mujer dirigirá la Fed

EFE | Jueves 10 octubre, 2013

Janet Yellen asume la presidencia de la Reserva Federal cuando la administración estadounidense sufre una parálisis. AFP/La República


Por primera vez una mujer dirigirá la Fed

El presidente estadounidense, Barack Obama, nominó ayer formalmente a la economista y vicepresidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, para relevar al frente del banco central a Ben Bernanke, quien finalizará su mandato de ocho años en enero.
Yellen, con más de una década de vinculación con el banco central estadounidense, se convertirá, una vez sea confirmada por el Senado, en la primera mujer en dirigir la política monetaria de la mayor economía mundial y en una de las más poderosas e influyentes del mundo.
En una ceremonia en la Casa Blanca, Obama afirmó que Yellen destaca por ser una persona "excepcionalmente cualificada", con "renombre y buen juicio" y por haber sido una de las promotoras "de las políticas que han ayudado a impulsar la recuperación económica".
La economista de 67 años es un símbolo de continuidad ante la salida de Ben Bernanke, pieza clave para entender la respuesta de EE.UU. a la crisis de 2008 y el inicio de una política monetaria expansiva que aún continúa condicionando la economía mundial.
Bernanke, al que Obama definió ayer como un "epítome de calma, una voz sabia y una mano firme", que navegó por el período económico más tumultuoso de la historia reciente, ha mantenido unos tipos de interés cercanos a cero desde diciembre de 2008 y medidas de estímulo monetario extraordinarias conocidas como "relajación cuantitativa".
Obama recordó que cuando Yellen era presidenta de la Reserva Federal de San Francisco fue una de las primeras en "hacer sonar la alarma" sobre los peligros de la burbuja inmobiliaria y los excesos en la toma de riesgos que finalmente condujeron a la crisis.
Tanto Obama como Yellen reiteraron la importancia del "mandato dual" de la Reserva Federal, en virtud del cual además de mantener los precios estables debe impulsar el empleo, que en agosto bajo al 7,3 % (último dato disponible), un nivel considerado todavía demasiado alto en EE.UU.
Yellen, que desde 2010 ocupa el puesto de vicepresidenta en el banco emisor, sostuvo que su prioridad será "promover máximo empleo, precios estables y un sistema financiero estable y sólido", así como cumplir el mandato de la institución de "servir al pueblo estadounidense".
Yellen elogió el trabajo de Bernanke al frente de la Fed, que ha conseguido "una economía más fuerte y un sistema financiero más seguro", y opinó que aún "se necesita hacer más para consolidar la recuperación".
El presidente estadounidense aseguró que Yellen "sabe cómo construir consenso" y es una persona que no mira solo a los datos macroeconómicos y de empleo como meras "estadísticas".
Doctora en economía 'cum laude' por la Universidad de Yale, profesora en Harvard, London School of Economics y Berkeley, está casada con el premio Nobel de economía George Akerlof y forma con él una de las pocas parejas que considera unas vacaciones ideales "ir a la playa con una maleta llena de libros de economía", según bromeó Obama.
Previsiblemente, el impresionante currículum de Yellen y un perfil académico más relevante que el político -Yellen trabajó para la Administración de Bill Clinton- permitirán que su nominación pase sin problemas por el Senado, dominado por los demócratas.
Una de las pocas voces críticas fue el número dos de los republicanos en el Senado, John Cornyn, quien dijo que Yellen es un referente "de la escuela liberal que piensa que la mejor manera de manejar" los "desafíos fiscales es lanzar más dinero", en referencia a la política expansiva que ella ha respaldado junto a Bernanke.

 

Washington/EFE