Enviar
POR FAVOR… SILENCIO
GAPARI

La excelencia de la Copa del Café no admite discusión; para aquellos colegas y críticos que todavía exigen que nuestros modestos tenistas derroten a la legión de extraordinarias raquetas juveniles que vienen a nuestro reconocido torneo, es bueno rescatar que la tenista canadiense Gabriela Dabrowski, sembrada uno de nuestra competencia y que fue eliminada en el torneo, se convirtió en finalista de dobles del Abierto de Australia, primer Grand Slam de la temporada.
Gabriela hizo pareja con Timea Babos de Hungría y cayeron ante el binomio eslovaco formado por Jana Cepelova y Chatal Skamlova.

Retornando a Australia, con la Copa Norman Brookes en brazos, Roger Federer señaló que ganar los cuatro grandes el mismo año no figura como principal objetivo esta temporada.
“No voy a supeditar el calendario tratando de ganar todos los Grand Slam. Si sucede, sucede, y será formidable, pero no es mi principal objetivo”, dijo Federer.
“Siempre he creído que el tenis cambia cada cinco años y recuerdo que cuando llegué al circuito los partidos eran muy diferentes. Había gente que sacaba muy bien pero siempre uno encontraba debilidades que podía explotar, pero eso ahora no existe”, dijo.
“Tenistas como Murray me han hecho mejor y esta final lo prueba, porque creo que ha sido una de mis mejores actuaciones en mucho tiempo o quizá de siempre”, afirmó.

En la otra acera, Murray señaló que la derrota ante Federer le hace continuar hambriento por ganar su primer grande, y siente que está en el camino.
“Estoy hambriento por ganar uno, desde que tenía 16 ó 17 años, cuando empecé a jugar los Grand Slams juniors. He trabajado muy duro para darme esa oportunidad, pero de momento no ha sido lo suficiente. Estoy seguro que un día pasará”, señaló.
“Tuve oportunidades en el primer set y también muchas en el tercero. Creo que merecí llegar al cuarto, pero no sucedió”, analizó.
“No me siento bien. Quería ganar el torneo. Pero Roger pone mucha presión, por la forma en que juega, y se necesita estar concentrado al máximo durante el partido”, comentó.

El australiano Lleyton Hewitt, ex número uno del mundo, se sometió a una operación en su cadera derecha y espera volver a la competencia para Roland Garros en mayo.
El tenista de 28 años fue eliminado por Roger Federer en la cuarta ronda de Australia el lunes y fue operado el jueves.
Hewitt fue campeón del Abierto de Estados Unidos en 2001 y de Wimbledon en 2002.
Ver comentarios