Logo La República

Lunes, 17 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Polaris victoriosa en la carrera de las motos eléctricas

Bloomberg | Jueves 30 julio, 2015

La Empulse tendrá una velocidad máxima de unas 110 millas por hora y recorrerá de 60 millas a 80 millas antes de que se agote la batería. Bloomberg/La República


Polaris victoriosa en la carrera de las motos eléctricas

 Hasta hace poco, las motos eléctricas eran como las mochilas propulsoras: no iban muy lejos y era casi imposible dilucidar cómo comprarlas.
La marca Victory de Polaris espera cambiar esta situación el martes a la noche al presentar una moto totalmente nueva y totalmente eléctrica llamada Empulse TT. El vehículo, que tiene el aspecto despojado de una moto deportiva, es el primero a batería fabricado por una empresa de motocicletas de alto volumen. Al menos, es la primera que se puede comprar, y costará $20 mil.
“Hay valor en el hecho de que seamos los primeros en llegar al mercado en este espacio”, dice Steve Menneto, vicepresidente de motos de Polaris. “Y para usar la terminología del hockey, es allí a donde está yendo el disco en este negocio”.
Hay buenos motivos para que esto llevara tanto tiempo. Las motos eléctricas presentan un difícil problema de ingeniería. Para que sean veloces y lleguen lejos, hace falta que tengan una batería grande, pero el peso de esa batería impide que la moto ande muy rápido o llegue muy lejos.
Un galón (3,78 litros) de gasolina, entretanto, pesa sólo siete libras (3 kilogramos) y en general permitirá a la moto recorrer por lo menos 35 millas (56 kilómetros).
La Empulse tendrá una velocidad máxima de unas 110 millas por hora y recorrerá de 60 millas a 80 millas antes de que se agote la batería, según cuán agresivamente se la conduzca y el tamaño del conductor.
Recargar la máquina lleva unas cuatro horas en un tomacorriente de 240 voltios, o casi nueve horas en uno estándar de 120 voltios.
Al apresurarse a satisfacer las necesidades del mercado de las motos eléctricas, Polaris adoptó un enfoque centrado en comprar más que en fabricar.
En enero, adquirió Brammo, una marca de nicho que producía una moto eléctrica. Polaris dedicó los últimos meses a modificar el diseño de la moto de Brammo, creando un nuevo paquete de batería y aumentando la producción en su fábrica de Spirit Lake, Iowa.
“Brammo es muy, muy buena en tecnología eléctrica y nosotros somos muy, muy buenos en ingeniería de motos, de modo que ese fue un buen matrimonio”, dice Menneto.
Obviamente, ya hay motos eléctricas en la calle, pero ninguna lleva un distintivo que se reconocería en un típico bar de motociclistas. Suelen ser de dos clases: supermotos poco comunes con precios para desmayar y marcas de nicho con poca promoción publicitaria.
En este momento, la empresa de volumen más alto es Zero Motorcycles, compañía de California que no cotiza en bolsa y el año pasado fabricó sólo 1.300 motos.
La LS-218 de Lightning es la moto de producción más veloz que existe pero actualmente la compañía recibe lo que denomina reservas, con precios que parten de casi $39 mil.
El campo no seguirá vacío mucho tiempo. Harley-Davidson tienta a los motociclistas con su propia moto eléctrica y hace poco permitió que algunas personas la llevaran a dar una vuelta durante una gira publicitaria denominada Project LiveWire.

Bloomberg