Poco optimismo para el desarrollo de infraestructura
Por primera vez se cuenta con todos los ingredientes para hacer un desarrollo vial como se hizo en décadas anteriores, opinó Roberto Acosta, presidente de la empresa Hernán Solís. Erick Matamoros/La República
Enviar

Siete empresas especializadas participaron en el sondeo de LA REPÚBLICA

Poco optimismo para el desarrollo de infraestructura

Gobierno cuenta con $2 mil millones para obras, que en la mayoría no se ejecutan



La conclusión de la Circunvalación Norte, la ampliación de Barranca-Cañas, y la reparación de los puentes dañados, así como la construcción de la punta norte de la carretera a San Carlos, son los proyectos que tienen mayores perspectivas de ser iniciados por este gobierno, de acuerdo con un sondeo de LA REPÚBLICA entre varias constructoras.
Mientras tanto, otras obras que son consideradas claves por la administración como la ampliación de la Ruta 32, así como de la carretera San José-San Ramón, no gozan de gran entusiasmo por parte de los encuestados.
En cuanto a los túneles falsos en la sección de Braulio Carillo de la Ruta 32, ninguno piensa que se harán en los próximos tres años, tampoco habrá reparación el tramo entre Birmania y Santa Cecilia, en Guanacaste, o la ampliación de la autopista Florencio del Castillo, que se dirige a Cartago, de acuerdo con la mayoría de las empresas.
LA REPÚBLICA consultó a siete representantes de constructoras, cámaras empresariales y expertos, quienes dieron su opinión sobre el futuro de una cartera que contiene 13 proyectos de infraestructura.
Parte del poco entusiasmo en que se concreten las obras es que algunas de ellas ni siquiera han sido adjudicadas.
Con obras en adjudicación hay una mayor diligencia de la empresa constructora por echar a andar el proyecto, opinaron algunos de los consultados.
Sin embargo, otros son más optimistas, y visualizan que el gobierno puede dejar varios proyectos encaminados, como los fideicomisos, que son una figura nueva que debe quedar muy bien definida, antes de iniciar la construcción de un proyecto con esta herramienta.
En lo que a los fondos se refiere, el país cuenta con recursos aprobados por más de $1,6 mil millones para hacer obras, por parte de varias financieras internacionales.
Adicionalmente, se dispone de los recursos de los fondos de pensiones, que aportarían unos $430 millones para la construcción del corredor San José-San Ramón.
Como solución el gobierno había prometido convertir el Conavi y el Consejo de Concesiones en el Instituto Nacional de Infraestructura, pero durante el primer año de gestión no se ha presentado el proyecto.
Entretanto, Costa Rica ocupa el puesto 119 en calidad de carreteras de 144 países evaluados en el Reporte de Competitividad Global del Foro Económico Mundial de este año.

201506022104010.011.jpg

 

 



Ver comentarios