Enviar
Román Macaya se mantendrá en el proceso, mientras que Epsy Campbell analizará su continuidad
Plazo para convención del PAC inquieta a nuevos precandidatos

• Aspirantes deberán difundir su mensaje, ganar adeptos e inscribirlos en un mes y cuatro días

Daniel Chacón
[email protected]

La definición de un plazo menor para la realización de la convención, presiones en la asamblea y una apertura limitada del padrón electoral son los factores cuestionados por los precandidatos por el Partido Acción Ciudadana (PAC) que participarán en el primer proceso para elegir al candidato a la presidencia.
La necesidad de darse a conocer, construir una estructura, ganar adeptos e invertir recursos para llevar su mensaje se ven en cierta medida frustrados según lo planeado.
La asamblea de la agrupación aprobó realizar la convención el 31 de mayo, mientras que la propuesta rechazada daba mayor tiempo para la inscripción de nuevos partidarios y fijaba la elección para el 14 de junio.
Un segundo tema que generó una “satisfacción a medias” es el nivel de apertura del padrón electoral. Con esta decisión, la escogencia estaría entre los aproximadamente 15 mil militantes del partido, más los nuevos adeptos que se sumen en este mes.
“No lo veo como condiciones niveladas para todos los candidatos, en mi caso tengo cuatro días de estar en política y me dan mes y cuatro días para darme a conocer, difundir el mensaje, conseguir votantes y afiliarlos. Participaré en el proceso, respeto la decisión pero la asamblea perdió la oportunidad de engrandecer el partido”, consideró el precandidato Román Macaya.
Incluso, hubo un intercambio verbal fuerte entre Macaya y Solís, en el que el primero le cuestionó que su tendencia ejerció presión sobre las decisiones de la asamblea. Epsy Campbell llegó de forma sorpresiva y prefirió reservar criterio para dar análisis al marco bajo el cual se realizará la convención.
“Hubo tensión en el marco de las decisiones que se estaban tomando. Existió presión para aprobar plazos que evidentemente favorecen al precandidato que lleva mucho tiempo siendo el candidato del partido, poniendo en desventaja a los que participamos en el proceso por primera vez”, expresó Campbell.
En este caso, la precandidata incluso podría desistir de participar en el proceso; su decisión la anunciaría el martes, después del análisis de las condiciones bajo las cuales se realizará esta votación. En el caso de Macaya, afirmó que se mantendrá hasta la convención.
“No me gustaría que se retiraran porque son dos candidatos que le dan altura a la convención, con respaldo ético. He hecho todo mi esfuerzo político para construir puentes para que permanezcan; en el caso de Macaya afirmó abiertamente que respaldaría el resultado de la asamblea; Campbell ha sido más prudente en ese sentido”, dijo Margarita Bolaños, secretaria del partido.
El precandidato con mayor experiencia, Solís, elude el conflicto y manifiesta respetar la decisión de la asamblea, tanto aquellas que considera acertadas como en las que difiere.
“Soy precandidato, me parece prudente no interferir en el proceso. Si tienen algún reclamo, lo más prudente es que lo hagan a la asamblea. En mi caso acá estoy sentado, escuchando que ellos tomen las decisiones, tanto en las que concuerdo como en las que tengo otra postura”, respondió Solís ante los cuestionamientos.


Ver comentarios