Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



MAGAZINE


Pimientas

| Viernes 29 febrero, 2008



ESQUINA EPICUREA
Pimientas

¡No es solo una! O mejor dicho, no es de un solo tipo. Cuando leemos en una receta “a las cuatro pimientas” pueden cruzar dudas por la mente, ¿y cuántas son?
Aunque de diferentes colores, todas vienen de la misma semilla, la diferencia se encuentra en el momento de maduración escogido para recolectar los granos.
Si las bayas (semillas en la planta) se recogen muy maduras, la pimienta tomará un color rosado; esta no posee un gran valor como condimento aromático cuando se compara con sus hermanas, la negra, la blanca o la verde. Para obtener la pimienta blanca, después de recolectarlas, se mojan en agua de mar, se les quita la cascarita quedando la parte interna expuesta; esta es de color blanca.
Para obtener la pimienta negra, las bayas se recogen antes de madurar y mediante la exposición directa al sol estas fermentan y se arrugan, finalmente se oscurecen hasta tomar un color café oscuro.
No hay problema alguno en mojar la pimienta negra y lavarla antes de molerla, desde luego debe dejarse secar antes de hacerlo.
Si está molida, guárdela en un recipiente bien sellado y alejado de la humedad y la luz.
Si por el contrario está entera, puede guardarse por más de un año, pero recuerde, evite la luz y la humedad.
Cuanto más molida es, más expuesta a perder su extraordinario sabor y cualidades.
De todas, la negra es la más fuerte en aroma, solo la blanca la supera en nivel de picante, pero esta hermana ha perdido en aroma y sabor, por eso es preferida en algunas salsas en las que no se desea hacer notar el grano.
La pimienta de color rosado es más suave que la negra y es la preferida para lograr un impacto visual clave en platos más decorados.
La pimienta verde posee un sabor más suave. Menús del mundo ostentaban con platos propios de la clásica cocina francesa (antes de la “fusión confusión”) entre los cuales sobresalía el famoso “Lomito con salsa a la pimienta verde de Madagascar”.
Para aclarar, también escuchamos de la “pimienta de Jamaica” que en inglés se denomina “All Spice” o cuatro especias por percibirse en el paladar los sabores de cuatro especias muy conocidas: nuez moscada, canela, jengibre y clavo de olor, cuidado… esta pimienta no proviene de la planta de la pimienta.
La otra conocida es la “pimienta de cayena”, esta es elaborada a base de chiles originarios de la Guayana Francesa.
Póngale un poco de pimienta a la vida… ¡que también dicen por ahí que es un afrodisiaco natural!
¡Buen fin de semana picante y hasta la próxima!