Enviar
“Piernas locas” en el país

El bailarín neoyorquino Richard “Crazy Legs” Colón, quien ha trabajado para artistas como Michael Jackson, arribó para impartir talleres

Carolina Barrantes
[email protected]

¿Cómo fue la experiencia de trabajar con Michael Jackson?
La experiencia fue muy breve, porque cumplí con un papel de extra en uno de sus vídeos. En general este tipo de oportunidades las veo como una ampliación de mi trabajo, en las que me relaciono con personas muy talentosas, y no por el hecho de decir que estoy en el ambiente de Hollywood. Prueba de ello es que hasta me he presentado ante la reina Isabel II, y nunca lo he resaltado. Lo importante de mi profesión es servir como ejemplo de superación para los niños.

¿Qué impacto social tiene el hip hop?
El hip hop es una forma de vida que permite crear espacios propios de expresión. No es una moda, existe desde 1973, sino un movimiento que sirve para romper barreras sociales y culturales.
Inclusive es una forma de comunicación no verbal.

¿Cómo ha logrado mantenerse como uno de los mejores bailarines del género por más de 30 años?
El baile es como un deporte tradicional, uno sufre lesiones. Cuando estoy en buena forma entreno todo el tiempo. También, por medio de mi grupo de baile Rock Steady Crew he perfeccionado mucho mi baile y he mejorado mis técnicas.

¿Qué lo impulsó a formar parte del Red Bull Floor Sessions?
Todo comenzó el año anterior en Red Bull Panamá, me invitaron a impartir talleres para b-boys en Centroamérica. El proyecto me atrajo porque eran países que no había visitado antes, y debido a que puedo observar cómo está el movimiento del hip hop en la región. La finalidad del evento es transmitir el mensaje de que existen muchos campos de acción en los que pueden mostrar su creatividad positivamente.

¿Cuáles proyectos tiene a corto plazo?
El evento más cercano es la celebración del 31 aniversario de mi grupo de baile, en Nueva York, al cual asistirán figuras importantes del hip hop. Luego continuaré impartiendo talleres y haciendo el montaje de nuevas coreografías.

¿De dónde salió el sobrenombre “Crazy Legs”?
Desde que estaba en la secundaria y tenía 14 años. Me encontraba bailando en uno de los pasillos del centro, y una amiga me observó y me dijo que tenía las piernas locas.

¿Le gustaría incursionar en el baile de otros géneros musicales?
Claro, en el Teatro Apolo de Nueva York, colaboré con un grupo en un montaje de capoeira, el cual tiene técnicas muy similares al hip hop. También he realizado coreografías en las que combino las artes marciales y el yoga con el breakdance.
Ver comentarios