Enviar

Piden a Luis Guillermo adelantar plan fiscal

201403171154141.PLAN-FISCAL.jpg
Varios grupos empresariales piden a Luis Guillermo Solís, candidato del PAC y virtual Presidente de la República, que adelante todo lo que pueda la propuesta fiscal .
Esto, porque si deja pasar dos años como prometió en campaña,  las condiciones económicas del país podrían conducir a Costa Rica al abismo y al mismo tiempo, se cerraría la ventana de oportunidad que existe en estos momentos para discutir la aprobación de nuevos impuestos.
Ante este panorama, el rojiamarillo debería flexibilizar su postura de no pedir más gravámenes a los contribuyentes hasta meter en cintura al sector público, insisten los empresarios.
Para ellos, es posible contener el gasto público y al mismo tiempo ir conformando los acuerdos políticos necesarios para aprobar la reforma fiscal.
“Nos parece que dos años es mucho tiempo para empezar a hablar de este tema. Pasadas las elecciones hay que aprovechar la sinergia y los deseos de cambio que imperan en el ambiente para discutir estos temas, incluyendo los nuevos impuestos y otros ajustes como la reducción del gasto público. Nuestra recomendación a don Luis Guillermo, es que incluso antes de asumir tome las medidas necesarias para crear los consensos”, explica Isabel Vargas, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo.
Los empresarios son conscientes de que es necesario ajustar los gastos estatales, pues de lo contrario las actividades privadas se verían afectadas a final de cuentas, por el incremento de la inseguridad o el mayor deterioro de la infraestructura, entre otras condiciones.
Solo el año pasado,  la diferencia entre los gastos y los ingresos del Gobierno central llegaron al 5,4% del PIB y si no se hace nada, el déficit fiscal seguirá creciendo a tal punto, que sería como financiar todas las actividades estatales con una tarjeta de crédito.
Hoy día, al menos un 45% de los gastos anuales se financian vía crédito.
Esta situación la reconocen los empresarios, quienes están abiertos a discutir y a avalar los alcances de un proyecto fiscal, siempre y cuando se hagan esfuerzos por aumentar la recaudación tributaria y por establecer una mayor disciplina fiscal.
“Para CADEXCO la reforma fiscal es necesaria, lo hemos mencionado en otras ocasiones, pero esa reforma fiscal pasa necesaria y prioritariamente por resolver el gasto público permanente y creciente, además del eficiente cobro de impuestos. Sin lugar a dudas esto beneficiaria al país como una muestra de avance en pro de la reforma”, indica Mónica Segnini, presidenta de Cadexco.
La preocupación de los empresarios por el peso del sector público en las finanzas nacionales, radica en que cada año que pasa el costo de su mantenimiento es más alto.
Por ejemplo, para este año se destinaron ¢2 billones para cancelar el salario de 290 mil burócratas. Esto implica el 30% de un presupuesto de ¢6,6 billones.
“Tenemos demasiados especialistas indicando que nuestra economía no puede esperar dos años para contar con un nuevo plan fiscal. Sin embargo, también es muy importante la posición de don Luis Guillermo de generar  controles al gasto, pues debemos tener medidas equilibradas en ambas direcciones”, concluye Guillermo Carazo, presidente de la Cámara de la Construcción.


Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR

Ver comentarios