Pesca de arrastre enfrenta a ambientalistas e Incopesca
La pesca de arrastre es dañina para el ambiente, debido a que afecta a otras especies que no son comerciales. Cortesía Fundación MarViva/La República
Enviar

La Fundación MarViva acusa al Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca) de aprobar licencias para la pesca de arrastre, a pesar de que esta técnica está prohibida en el país desde 2013.

Presuntamente, Incopesca habría dado luz verde para nuevas licencias de explotación marítima de camarón en una sesión de su junta directiva el pasado 10 de noviembre.

Para aprobar estas licencias, es necesaria una reforma legal con el correspondiente respaldo científico y tecnológico.

Esta reforma sería competencia exclusiva de la Asamblea Legislativa.

Asimismo, la Universidad Nacional y el Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología han expresado que no existen dichos estudios que avalen la sostenibilidad de ese tipo pesquería.

“Se están atribuyendo funciones de la Asamblea Legislativa, que sería la encargada de aprobar nuevas licencias con el respaldo de estudios técnicos, que no sabemos si Incopesca los hizo”, declaró Haydee Rodríguez, gerente de Incidencia Política de la Fundación MarViva.

Rodríguez asegura que varios pescadores artesanales con acceso a la información de la junta directiva de Incopesca fueron los que alertaron de esta situación al grupo ambientalista.

Incopesca no ha especificado en qué zona del país se otorgarán las licencias ni a partir de que fecha.

La pesca de arrastre fue declarada inconstitucional en 2013 por sus efectos negativos para el ambiente e incluso existe un proyecto de ley en la Asamblea Legislativa para reactivarla.

“Incopesca respeta fallo constitucional”

En el Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca) aseguraron ser respetuosos del fallo de la Sala Constitucional emitido en 2013 y que en ningún momento han renovado licencias para la pesca de camarón con técnica de arrastre.

En el Instituto aseveraron, a través de un comunicado de prensa, que sí llegaron a un acuerdo el pasado viernes 10 de noviembre, pero este se enfoca en el desarrollo y aprovechamiento sostenible del camarón.

“Este acuerdo es absolutamente respetuoso de la jurisprudencia constitucional, (…) no busca permitir la pesca de arrastre indiscriminada y más bien procura lograr el equilibrio entre los principios ambientales y de producción sostenible”, reza el comunicado emitido por la entidad.

Asimismo, Incopesca asegura que el acuerdo está respaldado en información técnica y científica.

Además, este iría en línea con la disponibilidad del recurso marino del camarón, así como el establecimiento de vedas diferenciadas por tipo de flota, especie y zona de pesca.

Dicho acuerdo aún está pendiente de aprobación por parte de la junta directiva, para oficializar su aplicación.
 

Ver comentarios