Pende de un hilo nuevo edificio legislativo
Con el cambio de Gobierno la construcción del nuevo edificio legislativo se complica. El fideicomiso con el BCR es por $76 millones. Archivo/La República
Enviar

PAC y Frente Amplio no quieren afectar patrimonio histórico

Pende de un hilo nuevo edificio legislativo

Obra se atrasaría indefinidamente por nuevas expropiaciones y licitaciones

La construcción de un nuevo edificio para albergar la sede del Congreso pende de un hilo tras el cambio de Gobierno.
Esto porque ni el Frente Amplio, ni el PAC, estarían dispuestos a darle su respaldo a un proyecto que busca desafectar a varios inmuebles de la ley de patrimonio histórico.

201405092356560.n11.jpg
De esta forma, los planes para empezar a construir el nuevo edificio en el segundo semestre de 2014, se atrasarían de forma indefinida, pues sería obligatorio comprar nuevos terrenos o expropiar y al mismo tiempo, sacar a concurso nuevamente los planos de construcción.
Los diputados de esas dos agrupaciones políticas se oponen porque consideran que no se pueden afectar o destruir la Casa Rosada, el edificio Sion y el Castillo Azul, todos ellos del Congreso actual y considerados históricos.
Asimismo, indican que la arquitectura del nuevo inmueble no debe “ensuciar” la vista panorámica que da al Cuartel Bellavista, que también es considerado patrimonio cultural del país.
“Todos estamos conscientes de la necesidad de contar con un nuevo edificio legislativo, pero este deseo no puede estas por encima de la ley de patrimonio. Va a ser necesario buscar una salida alternativa, sin importar que se demoren uno o dos años más”, indicó Javier Cambronero, subjefe de fracción del PAC.
Por su parte, Gerardo Vargas, jefe del Frente Amplio manifestó que su bancada no ha estudiado el tema, no obstante, se inclinan por respetar lo que el Poder Ejecutivo decida sobre este tema, pues “no se puede nadar contra corriente”.
En ese sentido, esperan reunirse pronto con Elizabeth Fonseca, ministra de Cultura, para conocer la opinión de ella.
En setiembre de 2010 los anteriores diputados firmaron un fideicomiso con el BCR por $76 millones para la construcción del nuevo edificio de la Asamblea.
El proyecto que se pagaría al cabo de 30 años, fue impulsado porque el Ministerio de Salud giró en varias ocasiones órdenes de desalojo por insalubridad y peligro.
Tras un proceso extenso, los planes de construcción fueron adjudicados, sin embargo, antes de dejar el cargo Manuel Obregón, ministro de Cultura anterior, emitió una resolución que prohíbe la edificación de la obra al considerar que se violenta la ley de patrimonio histórico.
Esto hizo que los legisladores anteriores presentaran un proyecto para desafectar los edificios históricos de dicha ley.
En estos momentos, el plan se encuentra en la corriente legislativa, pero sin el apoyo del PAC y el Frente Amplio, su panorama es verdaderamente complicado.
“En el PLN entendemos que no podemos seguir con estos problemas de infraestructura. Sobre todo, porque desde hace más de 20 años venimos hablando de esta necesidad y no la resolvemos. Nosotros estamos de acuerdo y si legalmente es posible, Liberación va a impulsar el proyecto que sea necesario para tener pronto un nuevo edificio”, indicó Juan Luis Jiménez, jefe de fracción del PLN.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR

Ver comentarios