Enviar

PC de escritorio: Más vivas que nunca

Aunque pierden terreno frente a tablets y notebooks, siguen destacándose en precio y capacidades

201311060019440.cod.jpg
Aunque muchos las dieron por muertas, arrasadas por el furor de tablets, los smartphones y las computadoras portátiles, lo cierto es que las tradicionales PC de escritorio gozan de muy buena salud. Cada vez son más las personas que, a la hora de comprar una nueva computadora para su casa o su oficina, prefieren las tradicionales PC. Y motivos no les faltan.
Por un lado, las PC de escritorio son más baratas que cualquier otro dispositivo informático que se comercialice en la actualidad. A capacidades de procesamiento y tamaños de pantalla similares, estos dispositivos ganan en “satisfacción del bolsillo”.
Pero no es solo cuestión de dinero. A las computadoras de escritorio uno puede personalizarlas, de acuerdo con las propias necesidades informáticas. Se puede elegir desde el modelo de gabinete hasta la fuente de alimentación, el motherboard, la memoria, el disco, el procesador, la pantalla y los diversos accesorios.
El chip y la capacidad de procesamiento son cruciales para diseñadores —y todo profesional que edite imágenes, audio y video—, así como para los fanáticos de los juegos en computadora. Los procesadores de PC de escritorio tienen rendimientos mayores que modelos similares para equipos móviles, aseguran los especialistas.
Estos usuarios suelen requerir pantallas de generoso tamaño: de entre 22 y 26 pulgadas, algo imposible para las notebooks, que ofrecen, en promedio, displays de 17”. Los gamers necesitan, además, una placa de video de alta gama, que a su vez requieren una fuente de alimentación potente. Nada de esto puede garantizar hoy una notebook, por más potente que sea.
Quien se compra una notebook, una tablet, o incluso uno de los más modernos “All in One” saben que el equipo que adquieren quedará “congelado” al momento de realizar el pago. Difícilmente puedan actualizar sus componentes. En cambio, las PC de escritorio admiten hasta dos instancias de actualización, en las que podrían estar involucrados el disco rígido, la memoria y la placa de video.
Habrá quienes usen sus computadoras como centro informático hogareño, en el que conecten desde la impresora o el escáner, hasta las diversas cámaras digitales, los celulares, dispositivos de música, etc. Deberán saber que las placas madre de las computadoras de escritorio pueden traer hasta 16 puertos USB, bastante más de lo que ofrecen las portátiles. También dan más alternativas en los casos en que se necesita conectar múltiples pantallas.

Por Ricardo Braginski
[email protected]
Desde Buenos Aires, Argentina

Ver comentarios