Enviar

Llenan de esperanza las palabras del Presidente colombiano, cuando declara que una de sus prioridades será reconstruir las relaciones con Venezuela y Ecuador

Paz para Colombia

El pasado domingo, el economista y periodista Juan Manuel Santos asumió la Presidencia de Colombia, un pueblo hermano al que nos unen una historia común, lengua, cultura e ideales de democracia y paz.
Recibe don Juan Manuel Santos una nación amenazada por la violencia, tanto a lo interno por su añejo problema con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), como desde afuera, por los recientes roces con sus vecinos Venezuela y Ecuador. La guerra en ese país incluso ha ocasionado que nuestro suelo sirva de refugio a un número creciente de hermanos colombianos
Por eso, llenan de esperanza a Colombia, a todo América y al mundo las palabras del presidente Santos, cuando declara que una de sus prioridades será reconstruir las relaciones con Venezuela y Ecuador, así como su propuesta a las FARC, para ofrecerles diálogo y acabar con el conflicto armado que desangra a ese país desde hace 40 años.
Aunque la paz es un ideal que recorre toda la historia de la humanidad, en el caso de los costarricenses representa su idiosincrasia misma y fluye se dice más que todo por sus venas.
De ahí que las palabras pronunciadas por la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, a través de la colombiana Radio Caracol horas después de su elección, constituyen el sentir generalizado de nuestro pueblo, “confío en que las relaciones con los países de la región sean de mutuo respeto a las decisiones soberanas, una relación donde imperen el diálogo y no la amenaza”, dijo.
Y agregó: “le tengo un profundo aprecio al pueblo colombiano (…) Colombia y Costa Rica continuarán manteniendo las mejores de las relaciones durante mi mandato”.
Sin duda, una nación, un continente o región donde se vive feliz, necesariamente deben ser lugares en que se vive sin miedo.
LA REPUBLICA reafirma los más sinceros votos de paz al pueblo colombiano, y deseos de éxito en su compromiso contra la violencia a las autoridades de ese país y de América entera.

Ver comentarios