Patronos están obligados a permitir que sus empleados voten
Enviar

En las elecciones presidenciales del 1º de abril, los patronos tienen la obligación de permitir que sus empleados ejerzan su derecho al sufragio, de acuerdo con el código de Trabajo.

Quienes trabajen ese domingo, podrán votar sin preocuparse por una reducción en su salario, aunque no significa que tengan el día libre.

“Lo recomendable es que el patrono acuerde con el empleado la hora y el espacio que requiere para asistir a votar, según el domicilio y la distancia del recinto electoral. El patrono, podría hacer los movimientos de personal y acomodo de horarios y jornadas para que los empleados puedan ejercer el voto pero que a la vez no se vea afectado el giro comercial de la empresa ni los servicios que brinda”, dijo Lupita Quintero, asociada de Nassar Abogados.

El beneficio no discrimina a quienes tengan su centro de votación lejos del lugar de trabajo.

Los jefes que no den la autorización se exponen a una multa de dos a cinco salarios base.


Ver comentarios