Pasantías en Wall Street: opción para jugadores
Las pasantías constituyen otro de los servicios gestionados por la oficina de contratación de la Liga Nacional de Futbol estadounidense para sus jugadores. AFP/La República
Enviar

Pasantías en Wall Street: opción para jugadores

Thomas Welch sabe que tiene más probabilidades de que lo despidan que de jubilarse. Por eso pasó sus vacaciones como pasante en Merrill Lynch Wealth Management preparándose para una segunda carrera que le permita ganarse el sustento los próximos 40 años.
El delantero por cuarto año de la National Football League y egresado de economía de la Universidad
Vanderbilt trabajó seis semanas como pasante en la unidad de Bank of America Corp. Está en el último año de un contrato por dos en los Buffalo Bills y sabe, dice, que su futuro a largo plazo no estará en el campo de juego.


“Fue una experiencia fantástica”, dijo Welch en una entrevista telefónica. “Hice algunos contratos, y entendí mejor lo que hacen –no tiene que ver sólo con la gestión de patrimonio, sino con todos los aspectos del sector financiero”.
Welch, de 25 años, realizó trabajos de investigación y ayudó a los asesores a desarrollar las asignaciones de activos de sus clientes.
Su proyecto final fue reunir una hipotética cartera de $1 millón, que ahora monitorea para saber cómo le fue. Las inversiones rindieron 4,98% en el primer trimestre de 2013 mientras era pasante en la empresa.
Con sus 130 kilos y su 1,93 metros de altura, el delantero asistió luego a un campamento de entrenamiento patrocinado por la National
Football League en la Wharton School de la Universidad de Pensilvania.
Las clases se centraron en bienes raíces y negociaciones, y abarcaron sesiones de trabajo en grupo sobre planificación financiera y estudiar para el Examen de Admisión para Graduados en gestión de Empresa (GMAT, como se lo conoce en inglés) –un requisito para ingresar en un Master de Administración de Empresas (MBA).
Las pasantías constituyen otro de los servicios gestionados por la oficina de contratación de la liga, dirigida por el jugador de esquina retirado, cinco veces en el Pro Bowl, Troy Vincent.
“El fútbol americano no es una carrera; es una experiencia”, dijo en una entrevista Vincent, que jugó desde 1992 hasta 2006. “El cuerpo tiene fecha de vencimiento. Nadie puede controlar cuánto van a dejarlo. Ellos tienen que empezar a planificar su próxima carrera ya mismo”.
Por cada jugador como Vincent, con sus 15 temporadas de experiencia, hay varios que no tienen tanto éxito. La carrera promedio dura alrededor de 3 años y medio, según la Asociación de Jugadores de la NFL.
La liga ofrece asistencia para redactar el Curriculum Vitae, la reinscripción en la universidad, el aprendizaje con observación del trabajo y las técnicas para entrevistas.

Bloomberg
 




 


Ver comentarios