Paredes que hablan… La transformación del gris
Gerson Vargas/La República
Enviar

Paredes que hablan… La transformación del gris

Se trata de la renovación del paisaje urbano: una transformación del lienzo que se vuelve concreto, pero no gris, sino multicolor, producto de la mano humana.
Es objeto de estudio en las ciencias sociales como fenómeno urbano, herramienta de comunicación social, galería abierta a todas las “clases”; es, sin duda, el rescate de espacios muertos en la ciudad.


Hablamos del grafiti, “con el sentido de inscripción o dibujo hecho en una pared”, es adaptación de la voz italiana graffito, popularizada en español a través del inglés. Aunque menos usada que grafiti, (grafito) es la forma más correcta desde el punto de vista etimológico”, dice la Real Academia Española.
Este arte se encuentra sumergido en el dolor del campo cultural, por lo que “el reconocimiento de los artistas y la legitimidad de esta práctica artística son objeto de permanentes críticas que buscan descalificar al arte grafiti y sus artífices”, asegura el sociólogo Marvin Rodríguez Vargas en su tesis  de graduación.
Sin embargo, los vemos alrededor de la ciudad, están por todas partes, artistas como Luis Rosales Zamora “Piloy”, Diego Fournier, Patricia Mera  y otros, se han encargado de embellecer espacios “muertos”, resucitándolos con sus aerosoles, su imaginación, creatividad y estilo propio; transformando el paisaje urbano, atractivo para muchos, no tanto para otros, y para algunos, la oportunidad de crear vandalismo; tachando y ensuciando la obra con expresiones grotescas en ciertas ocasiones, y en otras, con palabras y frases de protesta, en fin, una herramienta de comunicación social y masiva.
Pregunta obligatoria: ¿es grafiti sinónimo de mural? Luego de hacer un recorrido por las calles josefinas documentando este arte en imágenes, “Candilejas” conversó con uno de los artistas más reconocidos en este medio, Luis Rosales “Piloy”quien, a su criterio, define la diferencia de esta manera: “Inicia en los EE.UU. con el advenimiento de los aerosoles. Consta de la repetición del autor, es territorial y ególatra. El mural es un concepto más artístico con un significado intrínseco, como el desarrollo histórico de un país, tributo a un personaje, etc. Es siempre legalizado, no vandalismo, como algunos grafitis”.
Rodríguez Vargas deja claro en su investigación qu elgrafiti es responsable de una tensión entre poderes y críticos: en primer lugar, para con individuos, que rechazan la institucionalización de una práctica cuya génesis se sitúa en el ámbito de la cultura popular, otros, tales como artistas, curadores, críticos, etc.…,para quienes es difícil admitir que el grafiti esun arte; y en tercer lugar, con el campo del poder, representado por las autoridades de gestión urbana, a quienes el reconocimiento del arte grafiti coloca en la paradójica situación de admitir como arte una manifestación que atenta contra el derecho a la propiedad privada y la administración centralizada de la ciudad.
Puede ser que esta expresión artística se encuentre en el linde entre la cultura y el arte, sin embargo, algunas veces rescata espacios oscuros, devuelve vida con sus colores, acercando de forma masiva una pintura diferente, especialmente a personas sin recursos económicos y sin formación académica para analizar obras de galería.
El grafiti artístico o mural es  por excelencia una expresión de arte popular, encanto de unos, disgusto de otros y debate intensamente complejo de las ciencias sociales.

Ricardo Sossa / Carmen Juncos
Editores jefes de Candilejas


Fuentes: Diccionario de la Real Academia Española (Octubre, 2014). Marvin Rodríguez, “Graffiti artístico en Costa Rica: una mirada sociológica”, tesis para optar por el grado de licenciatura en sociología (Universidad de Costa Rica). Pierre Bourdieu, “Un Arte Medio: ensayo sobre los usos sociales de la fotografía” (1965).


Ver comentarios