Enviar

Para YouTube, este es el momento

Empezó a ofrecer canales pagos. Busca ser un jugador de peso en la televisión del futuro

201305142148580.cod.jpg
Pocas cosas se mueven tanto en el mundo digital como el mercado de la televisión. Los jugadores de la industria saben que estamos en un momento bisagra, que muy pronto todo cambiará, que definitivamente dejaremos de ver la televisión en forma tradicional y lo haremos directamente online, tanto en el televisor como en la PC, la tableta o el celular.
Pero lo que aún nadie puede vaticinar es qué servicio de streaming (video online en tiempo real) elegiremos ni tampoco cuáles serán los dispositivos que más usará la gente. Por eso, ningún participante de la industria se queda tranquilo y cada uno hace su juego.
En las últimas semanas, se supo que la megalibrería Amazon planea lanzar su propio dispositivo de televisión online, que complementaría a su exitoso lector de libros electrónicos Kindle. Microsoft dejó trascender que está diseñando un decodificador para streaming de video, que podría funcionar con la tecnología del control de movimientos Kinect. Mientras que Netflix continúa sus planes de producción de contenido propio que ofrece a través de su servicio de televisión online.
A todo esto, la semana pasada quien pateó el avispero fue YouTube (de Google), que anunció que estrenará canales de suscripción pagos, especialmente pensados para productores tradicionales de contenido audiovisual. La noticia choca de frente contra el espíritu original de la plataforma, que consistía en brindarles a todos los usuarios de Internet la posibilidad de mostrar sus propios videos en forma gratuita y en igualdad de condiciones.
Ahora, quien entre a YouTube puede optar por alguno de los 53 canales que exhibe la plataforma, a un precio de suscripción que arranca en los 99 centavos de dólar. Los usuarios que paguen ingresarán así a una programación muy similar a la que ofrecen los sistemas de cable.
El servicio por ahora está disponible en Estados Unidos y otros nueve países. Pero YouTube asegura que “esto es solo el principio” y que en las próximas semanas irán ampliando el número de canales de pago y los países a los que llegue.
Si bien, a primera vista, YouTube compite contra servicios de televisión online como Netflix, Hulu o similares, lo cierto es que —por peso específico— la empresa de Google se mete de lleno en la gran pelea de la televisión del futuro. Y en esta lucha se encontrará con otros pesos pesados como Apple, Microsoft o Amazon, los canales de cable de cada país e, incluso, las compañías telefónicas.
Todos aspiran a conquistar el mercado desde sus propios nichos de mercado. Apple, por ejemplo, con su dispositivo Apple TV; Microsoft a través de las nuevas consolas Xbox; Amazon; las telefónicas con la banda ancha; y los cableoperadores con servicios de videos bajo demanda.

Por Ricardo Braginski
[email protected]
Desde Buenos Aires, Argentina


Ver comentarios