Enviar

Para leer

201309172306240.l.jpg
Y las montañas hablaron
Salamandra
Librerías Internacional
¢9.900

¡No se la pierda!

El escritor de origen afgano Khaled Hosseini les ha regalado a los lectores una extraordinaria novela que muchos querrán volver a leer después de la primera vez.
Pari y Abdulá son hermanos y se sienten tan unidos y disfrutan tanto de estar juntos como pocos; sin embargo, la vida se encargará de separarlos produciendo un dolor inimaginable.

No obstante, la magistral forma de narrar de este autor logró que nos imaginemos no solo ese dolor, sino las vivencias del resto de personajes que rodearon la existencia de esos hermanos. Sus padres, hijos y otros familiares y personas entrelazadas a ellos en el tiempo, como suele suceder a veces, de un modo extraño.

Y Hosseini nos cuenta la historia haciendo justamente un uso extraordinario del tiempo que se traslada constantemente de una época a otra, de un lugar a otro del mundo, casi sin transición pero sin confundir para nada al lector atento. Por el contrario, dando una demostración de dominio del arte de narrar.

La sensibilidad del autor y su forma de respetar al máximo a los personajes, representantes al fin de vidas humanas, se refleja perfectamente a lo largo de toda la novela. Pero quizás una afirmación hecha por uno de los personajes lleve al lector un poco hacia ese mar de respeto y amor al prójimo que transpira esta gran obra: “Contemplo el proceso creativo como una empresa necesariamente vil. (…) Crear significa saquear vidas ajenas convirtiendo a sus protagonistas en partícipes del todo involuntarios”.

Carmen Juncos
cjuncos@larepublica.net


 

Ver comentarios