Para el PUSC un partido desunido, es dar un paso al precipicio
Rafael Ortiz, precandidato del PUSC, está dispuesto a unirse a la tendencia de su rival, y colaborar con la victoria del partido en 2018, en caso de perder este domingo. Gerson Vargas/La República
Enviar

Aunque en los últimos días aumentaron notablemente los ataques entre los precandidatos del PUSC previo a la convención de este domingo, tanto Rafael Ortiz como Rodolfo Piza tienen claro que no pueden darse el lujo de terminar la contienda en medio de una guerra civil.

Hacerlo sería dar un paso hacia el precipicio y poner al partido en peligro de una cuarta derrota electoral consecutiva. 

Piza y Ortiz tienen un pacto de caballeros, y hasta el sábado, mantenían un compromiso público de aceptar los resultados y sumarse de inmediato a la tendencia del vencedor a partir del lunes.

Los aspirantes dejarían atrás las denuncias de Ortiz sobre la supuesta infidelidad de Piza al PUSC y su participación en el Movimiento Libertario, mientras que el alajuelense estaría dispuesto a dejar pasar que no ha contribuido con el país, tal y como lo sugirió Piza durante los debates de esta semana, entre otras acusaciones. 

Y es que para el próximo candidato del PUSC, la misión será épica, ya que el bipartidismo tradicional fue duramente golpeado y asediado desde 2002, cuando irrumpió el Partido Acción Ciudadana en la política nacional y se dieron a conocer los escándalos de corrupción que involucraron a los expresidentes Rafael Ángel Calderón y Miguel Ángel Rodríguez.

“No hay ninguna duda de que en esta elección tenemos que salir fortalecidos como partido y no quepa la menor duda de que respetaré los resultados en todos sus extremos; si me toca perder, apoyaré a don Rafael”, dijo Piza.

Ortiz aseveró que de presentarse un escenario contrario a sus intereses, se pondría a las órdenes del candidato ganador sin ninguna duda.

En estos momentos, el PUSC es la segunda fuerza política del país; no obstante, su tamaño es tan reducido que fácilmente puede ser desplazado.

La posición de los rojiazuales es opuesta a la del Partido Liberación Nacional, donde dimes y diretes y una denuncia de supuesto chorreo de votos, ensombreció el llamado de unión del candidato Antonio Álvarez Desanti después del 2 de abril, cuando se realizó la convención.

Para la elección de este domingo, están habilitadas más de 3 millones de personas para votar, pero se presume que tan solo irán unas 200 mil, es decir, apenas un 6,6% del padrón electoral.

Entre las dos tendencias se estima un gasto electoral cercano a los $500 mil, de acuerdo con los jefes de campaña de Piza y Ortiz.

Mientras tanto, la dirigencia del PUSC está en medio de una “guerra civil”, que se desató por la escogencia del candidato presidencial.

Los tradicionales o “calderonistas” como se autocalifican, impulsan al diputado Ortiz, quien promueve una visión social en todos los temas y no duda en aseverar que de llegar al Gobierno, invertirá más en educación, salud y lucha contra la pobreza, por lo que no descarta nuevos impuestos.

El otro bando es liderado por el abogado Piza, quien no cree en la aprobación de tributos para controlar el déficit.

El político considera que una férrea disciplina fiscal, aunada a la eliminación de trámites burocráticos, generarán un efecto dominó positivo en la economía.

 

Visiones encontradas
Los precandidatos Rafael Ortiz y Rodolfo Piza del PUSC, tienen visiones diferentes acerca de cómo lograr el desarrollo para Costa Rica.


Rafael Ortiz     
-Respaldo a impuestos como IVA, renta y sociedades anónimas, si se controla el gasto público
-No se puede recortar dinero de instituciones públicas como el PANI, aunque no gasten su presupuesto anual
-Se requiere más dinero para enfrentar pobreza
-Respalda un mayor gasto para educación
-No es necesario modificar leyes para otorgar derechos gais
-No rotundo al aborto
-Legisladores cercanos a precandidatos promueven acercamiento con el Gobierno


Rodolfo Piza
-No se requieren nuevos tributos para resolver el déficit fiscal. Impulsando la contención del gasto es suficientemente
-Presupuesto debe limitar gasto estatal, incluyendo dinero de instituciones que no ejecutan
-No se trata de gastar más dinero en lucha contra la pobreza, hay que gastar mejor
-Gasto en educación debe redistribuirse mejor
-A favor de proyecto de sociedades de convivencia
-Aborto terapéutico como indica la ley
-Diputados afines a tendencia realizan fuerte control político contra Gobierno


Ver comentarios