País tendría Centro Nacional de Fertilización In Vitro
Yanín Bonilla, embrióloga, y Fiorella Bagnarello, especialista en medicina reproductiva, son parte del personal capacitado de la Caja para brindar la FIV. Esteban Monge/La República
Enviar

201603022034160.recuadro-6.gif
Para brindar el tratamiento de fertilización in vitro (FIV), la Caja Costarricense de Seguro Social habilitará un centro nacional de alta complejidad, al cual serán referidas las parejas que requieran ser tratadas con esta técnica de reproducción asistida.
La ubicación de este centro aún no está definida, aunque podría ser en alguno de los hospitales principales como el México, el Calderón Guardia o el de las Mujeres.
Una comisión técnica trabaja en la fase de preparación para cumplir con el decreto presidencial que ordena ofrecer el tratamiento a los asegurados por la Caja.
La norma para el protocolo de baja complejidad (inseminaciones) ya fue culminado y el de alta complejidad está por concluir.
El centro contará con un laboratorio de alta tecnología y personal especializado para llevar a cabo la fertilización, el cultivo y la selección de embriones para su oportuna transferencia al útero previamente capacitado de la mujer.
Además, requerirá especialistas en medicina reproductiva, un embriólogo, un andrólogo y personal diverso en áreas como rayos X, farmacia, psicología y trabajo social.
En cuanto a los especialistas en medicina reproductiva, la Caja cuenta con cuatro de ellos en el Hospital de las Mujeres, tres en el Hospital México y uno en el Calderón Guardia, además de dos embriólogas capacitadas.
Sin embargo, el país carece de un andrólogo, es decir, un médico especialista en fertilidad masculina, por lo que la Comisión ya solicitó la capacitación para uno de los médicos.
Aunque todavía no se tiene una fecha prevista para que el Estado pueda ofrecer el tratamiento a los asegurados, la norma de habilitación que establecerá los requisitos a nivel de infraestructura, equipo, personal y protocolos estará lista en abril próximo, dijo el doctor César Gamboa, del Ministerio de Salud.
De esta manera, los establecimientos privados conocerán los requisitos que deberán cumplir para brindar este procedimiento.
“Estamos en condiciones de ofrecer la FIV, la preparación es casi que inmediata pero depende de la regulación del Ministerio de Salud y los requisitos que pidan por lo que el tiempo de inicio lo definirá dicho reglamento y la inspección del Ministerio”, dijo Jorge Cortés, director médico de la Clínica Bíblica.
Otro de los establecimientos interesados es el Instituto Costarricense de Fertilidad.
“Estamos atentos a las disposiciones para buscar un lugar donde instalar el laboratorio de acuerdo con la normativa que establezca el Ministerio de Salud”, dijo el doctor Gerardo Escalante, del Instituto Costarricense de Fertilidad.
El costo de montar un laboratorio rondaría los $500 mil aproximadamente, y una vez construido y equipado, habría que esperar alrededor de tres meses para ponerlo en operación.
El tratamiento a nivel privado rondaría los $5 mil. Sin embargo, dependerá del tipo de estimulación de la paciente, ya que esto determina los medicamentos que se han de utilizar, cuyo costo es de unos $2 mil, indicó Fiorella Bagnarello, especialista en medicina reproductiva.
A octubre del año pasado, más de 100 parejas fueron diagnosticadas con problemas de fertilidad por la Caja.

 

 



Ver comentarios