País se quedaría sin Internet por ampliación de Ruta 32
Enviar

El inicio de los trabajos de ampliación de la carretera sobre la Ruta 32, podría hacer que el país retroceda a inicios de los años 90 y se quede sin conexión a Internet.

Este escenario puede ser una realidad ya que en los 107 kilómetros de la vía a Limón las telcos mantienen parte de su infraestructura que brinda los servicios relacionados con conectividad.

Si bien los operadores mantienen equipos y estrategias para atender averías en el servicio, abastecer la vía principal que da servicios a la mayoría del país con la red alternativa (redundante) es complicado.

“Sobre la Ruta 32 pasa el 70% del tráfico internacional de Internet del país, una mala coordinación en el proyecto sería catastrófica y tendría un impacto directo sobre los usuarios de los servicios”, recalcó Ana Lucía Ramírez, directora ejecutiva de la Cámara de Infocomunicación y Tecnología (Infocom).

La obra, que tiene una planificación de varios años atrás, ya inició con la etapa de limpieza y tala de árboles, pero hasta el momento en el programa de trabajo no se ha incluido la forma en que se van a tratar las redes.

Esto a pesar de que los operadores, en apoyo con la cámara representante, y el Viceministerio de Telecomunicaciones como mediador del asunto, han establecido varias reuniones desde julio de 2017 con representantes del CONAVI.

Para evitar que clientes residenciales, pymes y grandes compañías que tienen contratos con Claro, Tigo, ICE, Cabletica, Transdatelecom, Cable Caribe y Cable Plus se queden sin el servicio, es necesario que las telcos hagan un trabajo importante de infraestructura.

“Hay que tener claro que las tecnologías de la información y comunicación no son un tema sectorial, sino transversal, por lo que debe colocarse en el centro de la política y pública, y por ende tienen que ser tomadas en cuenta e incorporadas en todos los sectores”, indicó Edwin Estrada, viceministro de Telecomunicaciones.

Por el hecho de que el servicio se da de forma permanente, la red no se puede trasladar sino que se debe encender una nueva para apagar la anterior.

Las telcos deben asegurar un nuevo tramo antes de desconectar la red que se puede ver afectada por la ampliación.

Las telcos solicitan más tiempo a los representantes para atender las redes antes de que la construcción en la vía se inicie, ya que debe existir una coordinación entre el dueño de la infraestructura (poste), empresa que lo utiliza, técnicos, ingenieros y cuadrillas de trabajadores, de acuerdo con el Viceministerio.

“Los operadores hemos propuesto ideas pero no contamos con un cronograma definido, que debería construirse con participación de todos los actores, pues debe tomar en consideración los aspectos constructivos de la carretera, así como los temas técnicos y financieros para la adecuada reubicación de las redes de telecomunicaciones”, destacó Norman Chaves, director de Asuntos Corporativos de Tigo.

Planificación en el tiempo

Desde el año anterior los operadores mantienen reuniones con representantes de la construcción para exponer inquietudes sobre la red.

Primera reunión
19 julio 2017

Segunda reunión
26 julio 2017

Tercera reunión
Operadores quedaron en contacto con representantes de CONAVI

Fuente: Viceministerio de Telecomunicaciones 



Ver comentarios