Logo La República

Miércoles, 28 de julio de 2021



NACIONALES


ICE vendió $17,5 millones entre octubre de 2020 y marzo de 2021

País desaprovecha mercado energético en el istmo con potencial de generar $100 millones en dos años

Empresas privadas pujan por proyecto de ley que les permita vender energía al exterior

Jeffry Garza jeffrygarza.asesor@larepublica.net | Martes 15 junio, 2021

una serie de circuitos interconectados a través de torres de electricidad
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La Repùblica


Costa Rica desaprovecha un mercado en Centroamérica que podría generar ganancias de hasta $100 millones en dos años, al no permitir la exportación de energía a generadores privados, coinciden expertos.

La demanda por energía en Centroamérica pasará de 52.479 gigavatios hora (GWh) en 2020 a 57.524 GWh en 2022, según estimaciones sobre la demanda del Ente Operador Regional del Mercado Eléctrico de América Central (MER).

Esto refleja un incremento de 5.000 GWh en la demanda en un periodo de dos años, la mitad de la actual generación eléctrica de Costa Rica.

“El MER es un mercado muy competido, en donde solo se colocan las ofertas más atractivas. Siempre hay espacio para interactuar y colocar energía, si se tienen los costos adecuados”, dijo Mario Alvarado, director ejecutivo de la Asociación Costarricense de Productores de Energía.

La electricidad se comercializa en el mercado regional a un precio marginal de $0,02 por kilovatio hora ($20 mil por GWh), que significa un potencial de venta de $100 millones entre 2021 y 2022 inclusive.

Incluso, Honduras, el país de la región con mayor problema para satisfacer la demanda interna, compra esa energía a sus vecinos a un precio promedio de $0,05 por kilovatio hora.

Todo lo que el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) logre vender en el istmo le permite reducir las tarifas a los consumidores y a las distribuidoras, según Salvador López, director del Centro Nacional de Control de Energía (CENCE).

Lea más: Cierra otra planta hidroeléctrica privada y culpa al ICE por no comprarle electricidad

Bajo este precepto, a mayores exportaciones del instituto, más barata es la electricidad en Costa Rica; no obstante, existe resistencia para mejorar esa capacidad de venta al exterior.

“Por ley, Costa Rica es el único país de Centroamérica que no permite a los generadores privados exportar energía, pero tampoco les está comprando para revenderla a los países vecinos, pese a atravesar una crisis financiera”, explicó Ricardo Trujillo, gerente general de Fibrotel, empresa especializada en energía renovable.

Lea más: ICE desmiente que busque afectar a generadores privados y señala que mantiene 26 contratos vigentes

El ICE, como representante único de Costa Rica en el MER, vendió 224,6 GWh hora el primer cuatrimestre de este año, mientras que en 2020 la cifra correspondió a 58,6 GWh; es decir, exportó cuatro veces más energía al comparar ambos períodos.

Esta cifra representa las exportaciones más altas en los últimos seis años y es apenas un 26,7% del potencial de mercado expuesto anteriormente.

En términos monetarios, los ingresos del ICE por las exportaciones de energía entre octubre de 2020 y marzo de 2021, contabilizaron $17,5 millones, monto que es reinvertido en generación eléctrica para el país.

En los últimos 22 años, el monto total exportado fue de $218 millones y el beneficio neto de importar energía más barata ha sido de $280 millones, de acuerdo con cifras del CENCE.

De momento, los generadores privados pujan por un proyecto de ley que les permita exportar energía al exterior, promovido por el Ministerio de Economía, Industria y Comercio desde febrero de este año.


EXPORTACIONES


En el primer cuatrimestre de 2021, Costa Rica sumó las exportaciones de electricidad al Mercado Eléctrico Regional más altas de los últimos seis años (datos del Centro Nacional de Control de Electricidad para el primer cuatrimestre de cada año. Cifras en gigavatios hora).

gráfico de barras


NOTAS RELACIONADAS







© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.