Enviar
Tras casi un año fuera del país, ocupará un cargo en el comité político de su partido
Ottón regresa por liderazgo en el PAC
Experiencia como profesor en Estados Unidos le ayudó a actualizar conocimientos y reflexionar sobre los cambios que necesita el país, indica Solís
Tras diez meses de impartir clases y dedicarse a la investigación en la Universidad de Notre Dame en Indiana, Estados Unidos, Ottón Solís, líder del Partido Acción Ciudadana (PAC), prepara sus maletas para regresar al país en unos 15 días y retomar su liderazgo.
La experiencia vivida en suelo norteamericano por casi un año, le permitió imbuirse de nuevos aires y conceptos, que de acuerdo con sus palabras, “le ayudan a discernir qué cambiar y qué mantener en el país”, además de actualizar conocimientos y dedicarse de lleno a la investigación.
El político que dio vida al PAC hace una década, para convertirse en la principal fuerza de oposición en el Congreso, manifestó que al regresar ocupará un puesto en el Comité Político; además de impulsar una excelente comunicación con la fracción y con Juan Carlos Mendoza, diputado rojiamarillo que dirige la Asamblea Legislativa.
Asimismo, indicó que tomará parte en las consultas nacionales que realiza el PAC, de cara a un gran congreso ideológico en noviembre próximo.
Durante su ausencia, varios dirigentes rojiamarillos como Román Macaya, Epsy Campbell y Luis Guillermo Solís no ocultaron su interés de representar al PAC en una elección nacional, algo que no desvela a Solís, quien ha dicho en varias ocasiones que no presentará su nombre al electorado, después de tres intentos fallidos.
“Estaré en la Comisión Política y ayudaré en lo que el PAC considere necesario para fortalecerlo. El estar fuera del país nos ayuda a discernir qué cambiar y qué mantener y nos permite dedicarnos a tiempo completo a la investigación y actualización de conocimientos. He tenido acceso a bibliotecas de primer orden, pero lo más importante es tener el tiempo suficiente para estudiar”, expresó Solís.
A finales de abril, el PAC suscribió una Alianza con varios partidos políticos, para adueñarse de la Presidencia del Congreso y otros puestos y repartirse las comisiones.
Entre las agrupaciones que firmaron el acuerdo, se encuentran el Movimiento Libertario y la Unidad Social Cristiana, partidos que han sido cuestionados por Solís, debido a diversos temas éticos, incluso reconoce que hay partidarios que podrían haberse desilusionado con la Alianza”.
“La Alianza no implica ningún cambio en la lucha contra la corrupción, ni ningún disimulo a los desastres éticos de algunos miembros de la cúpula de esos partidos. Si el precio de la Alianza fuese silenciar o suavizar al PAC, o hacerlo más tolerante, no sería “por Costa Rica” sino “por la corrupción” y habría que deshacerla inmediatamente. El PAC seguirá llamando al pan, pan y al vino, vino”, concluyó.

Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios