Enviar
TEMA 87
Otros quemadores de grasa (lipotrópicos)


Además de la efedrina y la cafeína que aumentan el metabolismo basal (termogénicos) se promueven en el mercado otra serie de sustancias llamadas lipotrópicos.
En el metabolismo de las grasas los lipotrópicos son sustancias que actúan ayudando a movilizar, dentro o fuera de las células, a los ácidos grasos para que puedan ser metabolizados. Esta función se ha interpretado por los fabricantes de este tipo de productos como quemadora de grasa y por lo tanto importante en la pérdida de peso.
Básicamente, existen cuatro tipos de lipotrópicos diferentes que facilitan el transporte y la utilización de las grasas): la colina, la L-carnitina, el Inositol y el picolinato de cromo.
La colina
El cuerpo humano necesita la colina para importantes funciones como la integridad de las membranas celulares y la transmisión neuromuscular. En combinación con la lecitina puede prevenir el riesgo coronario porque disminuye la absorción del colesterol.
Dado su rol en el metabolismo de las grasas se anuncia como reductor de la grasa corporal sin embargo no hay evidencia científica que pruebe que tomada a dosis mayores de las requeridas aumente el metabolismo de la grasa ni la pérdida de peso.
La L-carnitina
Está siempre presente en el cuerpo. Todos nosotros comemos más de 300 miligramos diarios de carnitina y no necesitamos suplementarla. Su función es la de meter ácidos grasos en las células para que estos sean usados como energía y así se anuncia, pero el ingerir mucho más carnitina de lo necesario no significa que vamos a quemar más grasa.
El picolinato de cromo
Ayuda a metabolizar los carbohidratos y las grasas. La mayoría de los estudios realizados con esta sustancia no han demostrado que tenga alguna función como reductor del peso. En grandes dosis resulta en una deficiencia de hierro y reducción de la capacidad de transportar oxígeno.
El inositol
Es una sustancia que forma parte del complejo de vitaminas B (se le llama la B8) y una de sus múltiples funciones es la de ayudar a movilizar la grasa y reducir los niveles de colesterol. Como las anteriores no existe evidencia científica para demostrar que ayude en la reducción de peso tomada en altas dosis.
Se concluye que todos estos productos, aunque tienen funciones relacionadas con el metabolismo de las grasas y su carencia puede ocasionar problemas en nuestro cuerpo no significa que usados en dosis más altas que la de requerimiento diario quemen la grasa y reduzcan el peso corporal.
Ver comentarios