Logo La República

Domingo, 20 de octubre de 2019



NOTA DE TANO


Osasuna de Pamplona regresa con su garra a la primera división

Gaetano Pandolfo [email protected] | Jueves 23 mayo, 2019

El canalero Jaime Penedo fue portero “rojillo” varias temporadas.

El equipo de mis amores en España, Osasuna de Pamplona, ascendió a la primera división luego de una temporada espectacular con marcas que lo comparan con los mejores clubes de Europa.

Los guerreros “rojillos”, el club que Javier Aguirre clasificó a la UEFA y donde fue estrella el portero panameño, Jaime Penedo, estará en primera el año de su centenario.

Con Jagoba Arrasate al mando de una plantilla sin extranjeros, y con numerosos jugadores de la cantera, Osasuna vuelve a La Liga Santander firmando una trayectoria como local sin tacha: 17 victorias, 15 de ellas consecutivas, ni una sola derrota y dos empates.

En todas las ligas principales de Europa, solo el Manchester City acumula más puntos como local; únicamente el Paris Saint Germain suma una racha similar de triunfos en casa.

El ascenso del conjunto pamplonés se cimentó con el fichaje del nuevo entrenador. En la temporada anterior, Diego Martínez pretendió imponer un fútbol de toque y se topó con un estadio frío como nunca; Arrasate, que se declara admirador de Jürgen Klopp, quiso simplemente jugar como Osasuna y el Sadar cayó rendido.

“Este año la gente ha visto el estilo que le gusta: ir al campo del rival a apretar, ser valientes, no recular en ningún momento. Por eso se ha dado una comunión con la grada que ha sido fundamental”, analizó Arrasate.

En esta temporada nada se torció en los últimos meses. “Tenemos un grupo muy sano que se entrena muy bien, hemos recibido el apoyo del público y poco a poco se han ido dando pasos para afianzar el éxito”, explicó Arrasate.

Roberto Torres, el capitán agregó: “Una de las claves ha sido la composición del cuerpo técnico. Eran las personas adecuadas para recuperar el Osasuna de siempre: un equipo que busca al rival con la idea de atacar, atacar y atacar. Ha funcionado la receta tradicional”.

En la jornada 12, antes de la primera victoria fuera de casa, Osasuna estaba a diez puntos del líder Granada, pero con un 2-3 en Extremadura cambió la inercia. Desde aquel día, los futbolistas de Arrasate se empeñaron en ganarlo todo, siempre en su estadio y de vez en cuando fuera, se apuntaron hasta seis remontadas por dos a uno y en otros cuatro partidos alcanzaron la victoria o el empate más allá del 90. Puro ímpetu y brillo en más de una ocasión de un equipo que no soltó el liderato desde la jornada 27.

¡Osasuna está en primera!

[email protected]





© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.