Osa es el área de conservación más vulnerable al narcotráfico
Los manglares de Osa podrían verse en peligro por el narcotráfico. Shutterstock/La República
Enviar

El Área de Conservación de Osa es la más susceptible a las actividades del narcotráfico, incluida la deforestación, de acuerdo con un estudio centroamericano hecho por la Universidad Estatal de Ohio con el apoyo de la Fundación Neotrópica, la Universidad de Costa Rica (UCR) y otras organizaciones de la región.

Los investigadores proponen que entre un 30% y un 60% de las pérdidas por deforestación en las áreas protegidas de la región son atribuibles a las actividades del narcotráfico.

Esta actividad delictiva le causa pérdidas al istmo hasta por $88 millones en servicios ambientales.

La situación se agrava si se toma en cuenta que las áreas de conservación son uno de los principales atractivos turísticos de la región, especialmente en Costa Rica.

Un 85% de los turistas que visita nuestro país admite que es para visitar las áreas silvestres protegidas, espacios donde sólo se destina poco más de un 0,02% del presupuesto nacional, explicó Gustavo Gutiérrez, catedrático y profesor de biología de la UCR.

El estudio también señaló las reservas Biósfera Xiriualtique en El Salvador, la Biósfera Darién en Panamá, el corazón del Corredor Biológico Mesoamericano y la reserva de la Biósfera Maya en Guatemala como sitios vulnerables al narcotráfico en el istmo.

El valor agregado del tráfico de drogas en Centroamérica se estima hasta en $2.500 millones al año.



Ver comentarios