Opositores de Maduro tomaron la capital venezolona
Foto cortesía de Bloomberg/La República
Enviar

En el día de la "la gran toma de Caracas", la marcha de protesta montada por la oposición de Venezuela para impulsar un referendo para revocar al Presidente Nicolás Maduro, ha empezado a tomar las calle de la capital venezolona.

Las multitudes de la oposición se han acercado a diversos puntos en la parte oriental de la ciudad y puede estar empezando a acercarse a los cientos de miles incluso un millón anticipados por el líder opositor Henrique Capriles, candidato de oposción.

Todavía se están prediciendo esas multitudes, y si bien no ha habido ninguna estimación oficial de la participación, las fotos publicadas en Twitter muestran la probabilidad de una multitud mucho más grande que las recientes protestas.

"Esta será la marcha más grande en la historia de Venezuela", dijo Capriles en declaraciones difundidas por la cadena de televisión Globovisión. "La presión de la gente ha obligado a las autoridades a abrir los bloqueos de carreteras".

Gas lacrimógeno

Se han notificado casos esporádicos de gases lacrimógenos disparados y la guardia nacional bloqueando el acceso a la ciudad, también a varios periodistas se les ha negado la entrada al país, incluyendo la prensa de Francia Le Monde, Al-Jazeera, y el Miami Herald, de acuerdo con el periódico y Comité de Nueva York para la Protección de Periodistas.

La marcha se inició después de las 8 a.m. y estaba programada para terminar a las 2 p.m., en que se estima el tiempo para hablar con Capriles.

La participación Crucial

Líderes de la oposición esperan una gran participación hoy en día para aumentar la presión sobre el gobierno. Las marchas y concentraciones anteriores han cumplido con una participación escasa y con una fuerte presencia de las fuerzas de seguridad del Estado. Atormentados por la fuerte inflación y los estantes de las tiendas vacías, los venezolanos dieron el apoyo a la oposición el año pasado con el control del Congreso en las elecciones pasadas, pero rápidamente su mayoría se vio estrechada y las iniciativas fueron bloqueadas por los tribunales.

"Estoy enojada y se siente como que no hay manera de salir," dijo Ana de Domínguez, una ama de casa de 69 años de edad, dijo en la marcha mientras partidarios golpeaban ollas y sartenes.

"Vine hoy para exigir el voto de memoria porque no queremos a Maduro. Este es el peor gobierno que hemos tenido, y he vivido en este país durante 65 años. Nunca he visto nada igual. Nos estamos muriendo de hambre y hay una falta de medicamentos. Maduro es un cobarde", comentó.

Maduro ha acusado a la oposición de planear un golpe de estado, que evoca las marchas masivas en 2002 que culminaron en la breve expulsión del ex presidente Hugo Chávez. El gobierno hizo varios arrestos de alto perfil de activistas de la oposición en los días previos a la marcha, y el regulador estatal de telecomunicaciones, Conatel, advirtió a los periodistas y medios de comunicación "para abstenerse de promover o difundir campañas maliciosas."

"Si vienen con golpes y la violencia política, la revolución tendrá una gran respuesta. Vamos a radicalizar los planes políticos, sociales y económicos ", dijo Maduro el martes.


Ver comentarios