Enviar
Oposición a los cuatro clasificados
Fedefútbol, Saprissa y Alajuelense tratarán de revertir la decisión

Cristian Williams
[email protected]

La propuesta de José Luis Rodríguez, presidente del Cartaginés, de cómo jugar el próximo campeonato, que fue respaldada por ocho clubes más, podría tener una corta vida, debido a la gran oposición que ha encontrado en el ambiente futbolero.
Rodríguez propuso que en el próximo torneo, en lugar de clasificar tres equipos, pasen cuatro a la siguiente ronda y para eso contó con el apoyo de Jorge Blen y Carlos Salas (Herediano), Carmen Vargas y Pablo López (Ramonense), Gilbert Fernández (Pérez Zeledón), Ronald Solís (San Carlos), Jorge Silva (Aguilas), Minor Vargas (Brujas), Marvin Cubero (Puntarenas) y Jorge Chacón (UCR).
Estos dirigentes desecharon la otra propuesta, que consistía en un campeonato todos contra todos, ofrecida por Jorge Hidalgo, presidente de Alajuelense, y respaldada por Víctor Badilla, de Saprissa, y Víctor Madrigal, de Santos. También era apoyada por Joaquín Hernández, presidente de la Unafut.
La primera y más fuerte reacción en contra provino de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol), que por medio de su gerente general, Joseph Ramírez, le envió una nota a Joaquín Hernández, donde le solicitaba los detalles que llevaron a los presidentes a aprobar el sistema de cuatro clasificados.
Por su parte, Eduardo Li, presidente de la Fedefútbol, señaló que le tomó por sorpresa ese acuerdo, que es un gran retroceso en el balompié nacional.
“Sin duda es un premio a la mediocridad, con eso se pierde la competitividad, es muy fácil al saber que se tiene un 77% de posibilidades de clasificar, eso es poco competitivo y le quita intensidad”, aseguró Li.
Li apunta que si lo que deseaban eran más partidos existen otros modelos de campeonato para lograrlo.
“Yo creo que al no haber exigencia ni competitividad el jugador local entrará en un estado de relajación y el nivel competitivo decaerá, perdiendo todos”.
Pero como la esperanza es lo último que se pierde, el jerarca federativo espera que los presidentes recapaciten, que den marcha atrás.
Uno de los más indignados por el acuerdo es Jorge Hidalgo, quien asegura estar muy preocupado por el futuro de la calidad de nuestro fútbol.
“Este diseño no nos ayuda ni futbolística ni económicamente. Si la gente sabe que clasifican cuatro desde el inicio, para que van a ir a todo el torneo, es poco interesante, más bien se perderá dinero”, dijo Hidalgo.
El dirigente manudo no se explica aún las razones para aprobar ese sistema, ya que en la asamblea ninguno de los que votaron positivamente dio argumentos. “Solo José Luis dijo que el equipo que queda de primero pierde 15 días y eso perjudicaba”.
Al igual que Li, lanza una excitativa para dar marcha atrás, consciente de que solo los ríos no se devuelven.
“La reacción unánime en contra, de la prensa, afición, gente de fútbol, dirigentes y demás es suficiente para al menos analizar de nuevo ese tema. Guardo la esperanza de que se recapacite, que haya un análisis mayor”, amplió el rojinegro, quien no se cierra en un torneo de todos contra todos, sino que acepta que al menos se mantenga el mismo, pero que solo clasifiquen los dos primeros por cada grupo.
Como pocas veces sucede la idea de Alajuelense es respaldada por completo por Víctor Badilla, gerente de Saprissa, quien recalca que no es posible que se tomara un acuerdo en retroceso del fútbol nacional.
“Si ellos querían un torneo igual, en lugar de sumar, lo ideal era que restaran clasificados, pasar de tres a dos, para darle más competividad, pero se hizo todo lo contrario”, apuntó.
Saprissa estaba a favor de “la propuesta de la gente de fútbol, que consiste en dos torneos todos contra todos y el que gane queda campeón”.
Badilla propondría reanalizar el tema y motivar al resto de asambleístas a dar marcha atrás, sobre todo tras ver la reacción tan adversa por parte de los aficionados. “No se puede hacer oídos sordos a la afición”.

Preocupación en Unafut


Al ver la reacción tan negativa que se ha presentado contra la forma de jugar el próximo campeonato, el presidente de la Unafut, Joaquín Hernández, no escondió preocupación.
“La verdad es que me siento preocupado porque hay una percepción muy fuerte de que tener más clasificados por grupo es abrir el espacio del menor esfuerzo para clasificar. Considero que la fórmula de los 22 juegos tenía elementos de beneficio para todos”, indicó Hernández.
Defendiendo el sistema que él había presentado, destacó que les aseguraba a todos los equipos la posibilidad de recibir cuatro veces a los dos equipos de más afición del país, algo que en la actualidad no se da.

Técnicos en contra


Luis Roberto Sibaja, técnico de Alajuelense, no está de acuerdo con el formato del próximo torneo. “Honestamente no estoy de acuerdo con esos cambios, yo no sé por qué si tenemos el espejo de muchos clubes europeos y sudamericanos donde el torneo se juega todas las fechas todos contra todos, aquí seguimos modificando torneos y eso no ayuda”, aseguró.
Otro que se mostró disgustado fue Ronald González, técnico interino de la tricolor. “Como entrenador de selección no me parece que sea un modelo adecuado para seguir levantando nuestro fútbol; nivel que siempre es cuestionado. No puede ser un campeonato competitivo cuando de 12 equipos van a clasificar ocho a fases finales. Si queremos competitividad y rendimiento de los jugadores deberían ser menos los clasificados”.
Ver comentarios