Old Trafford decidirá
Wayne Rooney no tuvo mucho brillo en ofensiva, ya que se dedicó más a la marca como en esta acción donde se encuentra con Cristiano Ronaldo. Cesar Manso-AFP/La República
Enviar

Old Trafford decidirá

Manchester United y Real Madrid dejaron todo para el juego de vuelta

Un templo del fútbol como Old Trafford decidirá una eliminatoria repleta de igualdad con un primer capítulo bello entre un Real Madrid amparado en Cristiano Ronaldo, ante un Manchester United que se adelantó gracias a Welbeck y dejó al equipo de José Mourinho en el alambre (1-1).
Se vistió de gala el Santiago Bernabéu para vivir una de esas noches mágicas europeas que han dado forma a la leyenda blanca. Todos eran conscientes de que el partido más que de octavos era una final.
Los amigos José Mourinho y Alex Ferguson decidieron premiar al mundo del fútbol. Salieron con todo, sin especulaciones, a jugar un duelo de juego directo, sin control, en el que se impondría el que más acertado en el remate estuviese. Comenzó perdonando el Madrid. Empujado por un ambiente de gala Khedira chutó fuera la primera y De Gea dejó la parada de la noche, rozando con el guante un disparo de Coentrao que repelió el poste.
Fue eléctrico el duelo desde el inicio. Sin tiempo para respirar. Intercambio de golpes. Son días en los que las ocasiones de gol marcan el destino. El Real Madrid perdonó en sus llegadas y fue castigado con dureza cuando era superior.
Un saque de esquina de Rooney lo remató a la red Welbeck a los 20 minutos, elevándose entre la salida indecisa de Diego y la pasividad de Ramos. El golpe menos deseado en Europa.
No había tiempo para las lamentaciones. Debía responder con rapidez el conjunto madridista y lo hizo con la electricidad de Di María. El asedio blanco no tenía premio hasta que apareció Cristiano. Este se elevó y detuvo el tiempo en el aire. Su poderoso salto mandó a la red con un cabezazo el centro de Di María.
Con el gol Alex Ferguson reservó la valentía para la vuelta en Old Trafford. Retrasó metros a un equipo.
El Real Madrid rescató en el primer acto su mejor fútbol pero no pudo exhibir su arma más potente, el contraataque. En una sola ocasión apareció y Özil se plantó solo. El balón le cayó a su pierna menos buena y con la derecha se topó con De Gea.
La figura del portero español fue creciendo. Hasta ocho intervenciones realizó para sostener al United en la eliminatoria.
El duelo era ya una batalla de una intensidad. Cristiano seguía su guerra y probó a De Gea, quien mantenía su seguridad.
Más cabeza tuvo el Manchester United, que se topó con Diego López. Dejó una parada salvadora a un potente disparo de Van Persie que terminó de repeler el palo. Xabi Alonso salvaba en la línea el gol en una duda defensiva de la que sacó provecho el holandés. Y de nuevo Diego sacaba sobre la hora otra abajo.
El Real Madrid tendrá que repetir proeza en Old Trafford, el Manu ya se conoce esa historia.

Hummels encarrila al Dortmund

El Shakhtar Donetsk y el Borussia Dortmund empataron a dos goles en su partida de ida de octavos de final de la Liga de Campeones, con lo que la eliminatoria queda en ligera ventaja para el campeón alemán por el valor doble de los goles como visitante.
Se adelantaron los locales al min. 31 por intermedio de Srna. Para el segundo tiempo Lewandowski igualó. Volvió a darle ventaja Douglas Costa al Shakhtar y cuando los locales celebraban la victoria, apareció Hummels para empatar al min. 87.


Madrid/EFE

 

Ver comentarios