Obligado al título
Enviar

Obligado al título

Messi comanda la esperanza de Argentina de volver a lo más alto

Con una planilla amplia, cargada de mucha calidad y estrellas, que será comandada por Lionel Messi, Argentina llega a Brasil 2014 con un cartel de gran favorita.
Después de conquistar ese título en México 86, la albiceleste ha sumado seis mundiales de muchas decepciones, sería así que la Copa Mundial en suelo de su gran archirrival se presenta como un buen escenario para olvidar esos malos momentos.

201406062307300.a33.jpg
El último fue hace cuatro años, cuando con Diego Armando Maradona en el banquillo arribaron a Sudáfrica cargados de ilusiones, pero que en cuartos de final se toparon con la máquina alemana que los aplastó para dejarlos en el camino.
Ahora con Alejandro Sabella de entrenador, y tras pasar una eliminatoria donde fueron de menos a más y terminaron clasificando de primeros, Argentina llega hambrienta de triunfos.
Sabella goza de un amplio consenso. Al margen de cuestionamientos puntuales, el extécnico de Estudiantes de La Plata llegará a Brasil 2014 liberado de esa mirada hostil que a sus antecesores les tocó soportar por parte del periodismo y el público.
“Es una responsabilidad ser el técnico de la selección, tengo la presión pero es uno de los cargos soñados. A cualquier técnico le gustaría estar acá”, comentó.
Para la gran cita, los “che” necesitan de la mejor versión de Messi, esa que desapareció esta temporada después de su lesión. Pero en caso de que el capitán no carbure, ahí está Ángel Di María, quien atraviesa un momento completamente diferente, brilló con Real Madrid en el cierre y fue el MVP de la final de la Liga de Campeones. Sergio Agüero ha estado lesionado, pero estaría listo para el Mundial.
Argentina posee una ofensiva poderosa, ya que no se queda solo en este trío, también hay que sumar a Rodrigo Palacios, Gonzalo Higuaín, Maxi López.
El gran ausente sería Carlos Tévez, a quien el técnico a pesar de su gran temporada con el Juventus decidió dejar por fuera.
El problema de los albicelestes viene en la parte defensiva, donde es muy endeble y vulnerable. Un dolor de cabeza.
Igualmente, todo hace parecer que Argentina no tendrá mayor problema en la fase de grupos, en la cual fue favorecida y acabó con selecciones de menor calibre como Bosnia, Irán y Nigeria; así que están obligados a avanzar de primeros.
Sus problemas podrían llegar después y ahí es donde debe salir ese espíritu de México 86.


Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR

Ver comentarios